Inicio La Pampa General Pico: amplían la investigación contra Gadea

General Pico: amplían la investigación contra Gadea

A PRINCIPIOS DE MARZO BALEO A SU EX CUÑADO EN COLONIA BARON

Denis Gadea, sospechado de haber baleado meses atrás a su ex cuñado en una vivienda de la localidad de Colonia Barón, ahora afronta nuevos cargos luego que los investigadores lograran dar con el arma de fuego que habría utilizado para cometer el hecho. Por ello, ayer a la mañana el juez de control Diego Ambrogetti coordinó una audiencia de formalización de la Investigación Fiscal Preparatoria, en la que se le amplió la calificación legal por la cual se lo investiga.
En la audiencia que se llevó a cabo ayer a la mañana en los tribunales de esta ciudad, y de la que participó la defensora privada María Laura Vaquero y el fiscal Guillermo Komarofy, el magistrado, a la calificación previa de homicidio en grado de tentativa por el uso de arma, le agregó la figura de portación de arma de fuego sin la debida autorización legal.
A pedido de la Fiscalía, el juez ordenó como medida de prueba jurisdiccional anticipada que se realice una rueda de reconocimiento de objeto sobre el arma secuestrada. Los testigos que serán citados deberán indicar si es la misma que usó Gadea al momento del hecho.
Según informaron fuentes tribunalicias, días atrás fue encontrada un arma de fuego, la cual estaría en buenas condiciones de conservación y sería óptima para el disparo. Ahora resta determinar si es la misma que utilizó el imputado para herir a su ex cuñado, y para ello será fundamental el reconocimiento de los testigos.
El acusado, que durante la primera parte del proceso estuvo representado por el defensor oficial Walter Vaccaro, continúa detenido, luego que Ambrogetti el 12 de marzo le dictara la prisión preventiva por 90 días, plazo que dura la Investigación Fiscal Preparatoria.

Ataque.
Según la teoría de la Fiscalía el hecho ocurrió a principios de marzo, cuando Gadea viajó a Barón a bordo de una moto de 110 cc, y que se presentó en un domicilio habitado por Walter Contreras, donde reclamó por un teléfono celular que se había olvidado. Tras una discusión, sacó de entre su ropa un arma de fuego e hirió con un disparo de bala en el tórax a su ex cuñado. Luego se dio a la fuga y permaneció prófugo de la Justicia piquense durante una semana, hasta que se entregó en la Brigada de Investigaciones. Durante la formalización de la causa, el defensor de aquel momento planteó que el sospechoso incurrió en un «exceso de la legítima defensa», dado que habría sacado el arma luego que el herido extrajera un cuchillo. Entonces pidió que de forma subsidiaria se caratule la causa con esta figura, como así también con la de «lesiones graves agravadas».
Contreras, tras recibir el disparo de arma de fuego durante la madrugada del domingo 3 de marzo pasado, fue derivado de urgencia al Hospital Gobernador Centeno de Pico, donde fue sometido a una cirugía en la que le extirparon el bazo. Tras una semana de internación, en la que permaneció durante los primeros días en la sala de cuidados intensivos, las autoridades hospitalarias le dieron el alta médica.
En el tiempo que lleva la Investigación Fiscal se sometió al sospechoso a un examen mental obligatorio, se entrevistó a un menor en Cámara Gesell y se realizó una rueda de reconocimiento de objetos, respecto de una campera que vestía el imputado.