Gobierno provincial firmó convenio con los psicólogos

ENTRARA EN VIGENCIA NUEVO MODELO DE CERTIFICADO SANITARIO

Representantes del Gobierno provincial y del Colegio de Psicólogos de La Pampa firmaron el miércoles pasado un convenio en el que las partes se comprometen a implementar el Modelo de Certificado Sanitario (psicológico), que será exigido por el Departamento Servicio Médico Oficial, a partir del próximo jueves 1 de noviembre. La normativa intentará regular los pedidos de carpeta psicológica y psiquiátrica por parte de los empleados públicos.
La firma estuvo a cargo del ministro de Salud, Mario Kohan, en representación del Gobierno de La Pampa, y de la presidenta del Colegio de Psicólogos de La Pampa, Adriana Murray. Estuvieron presentes también el contador General de la Provincia, Adrián García, el director General de Personal, Juan Rivero, y la subdirectora General de Personal, Susana Surra. Acompañaron, además, el secretario General del Colegio de Psicólogos, Martín Malgá, y Lautaro García, matriculado de esa institución, a cargo de la presidencia del Colegio hasta hace una semana.
Luego de la firma protocolar, las partes dialogaron sobre la importancia de la implementación del certificado para resguardo del prestigio de la profesión y de los pacientes, sobre los cuales el actuar conjunto será mutuamente beneficioso.

“Resultados positivos”.
El Colegio de Psicólogos, a través de reuniones mantenidas previamente con representantes del Gobierno provincial y con sus profesionales, elaboró un modelo de certificado para validar las ausencias laborales por razones de salud, aplicable para los agentes de la Administración Pública Provincial, sea para la planta docente como agentes estatales. Con esta medida, el Gobierno emitió el Decreto Nº 3246/18, dando el marco legal necesario a este instrumento profesional.
El Contador General de La Provincia explicó que “esta modalidad se comenzó a aplicar con los profesionales médicos y a raíz de los resultados positivos que se han ido logrando, se gestionó idéntico mecanismo para los profesionales en psicología”. Según sostuvo García, estos cambios lograron “un avance sustancial” para “normalizar los certificados que emiten los profesionales” y, así, “poder realizar un efectivo y responsable seguimiento de la salud y las inasistencias de los empleados del Estado provincial”.
En este sentido, “el trabajo con las asociaciones profesionales ha sido muy positivo; comprendieron nuestra necesidad, y nosotros también podremos colaborar con ellos en compartir información sobre cuestiones generales y estadísticas referidas a los empleados públicos”, sintetizó el funcionario .
“Ahora estamos avanzando en un nuevo camino, esta vez con el Círculo Odontológico de La Pampa, y esperamos que pronto también podamos firmar un convenio de este tipo, que es la manera de sellar un acuerdo con el fin de lograr acciones conjuntas en beneficio de la sociedad”, finalizó el contador.

Contra las licencias “truchas”
El convenio suscripto ayer parece tener como objetivo intentar dar respuesta a una práctica realizada por algunos agentes del Estado provincial durante varios años: empleados que solicitan licencia médica, en muchos casos psiquiátrica, para poder ausentarse del trabajo y utilizar ese tiempo para irse de vacaciones. Durante este año, han sido varios los casos que tomaron estado público.
El último, y más resonante, ya que llegó a los principales portales de noticias del país, fue el del profesor de educación física de Victorica, Sergio Sánchez, quien había pedido una licencia psiquiátrica por “trastornos mentales y de comportamiento” durante los primeros días del mes de mayo. Sin embargo el hombre no se quedó haciendo reposo, sino que viajó al Mundial de Fútbol de Rusia con un grupo de amigos.
A razón de estas prácticas, perjudiciales para el erario del Gobierno Provincial, la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) puso bajo la lupa a alrededor de mil trabajadores estatales de la provincia por sospechas de supuestas irregularidades en los pedidos de licencia de los empleados en los primeros días de agosto.
Su titular, el fiscal general Juan Carlos Carola, aseguró en ese momento que la decisión de iniciar “de oficio” las investigaciones se tomó con la intención de “no quedarse sentados esperando a que se hagan las denuncias”. En dichas declaraciones, el fiscal apuntó que las “licencias psiquiátricas o psicológicas” son los diagnósticos de “más difícil comprobación”.