Godoy continuará detenido por desfalco al municipio

ASEGURAN QUE EN UN AÑO REALIZO 669 SUSTRACCIONES DE DINERO

(General Pico) – Alejandro Gilardenghi, juez de control de esta ciudad, le negó a la mañana el cese de la prisión preventiva a Leonardo Godoy, el empleado municipal de General Pico que se encuentra detenido desde mediados del mes pasado, por estar acusado de haber sustraído una suma de 840 mil pesos de la caja que cobra la emisión de las licencias de conducir. Armando Agüero, fiscal general de la Segunda Circunscripción Judicial de la provincia, quien lleva adelante la investigación, indicó ayer que el trabajador imputado, en el período comprendido entre agosto del año anterior y julio de 2018, cometió 669 sustracciones, en las cuales se hizo de un monto cercano al millón de pesos.
Ayer a la mañana el juez Gilardenghi coordinó en la Sala 1 de los tribunales de esta ciudad, la audiencia de reexamen que fue pedida por Guillermo Alassia, defensor del imputado, a quien el 15 de agosto pasado la jueza Jimena Cardoso le dictó la prisión preventiva por 30 días, para que en dicho plazo la Fiscalía llevara a cabo una auditoría para determinar el monto total del desfalco.

Presentación de la defensa.
A poco más de una semana de que Godoy recupere la libertad, el defensor pidió el reexamen tras alegar que ya no hay elementos para sostener la prisión preventiva, dado que a su entender, ya no existe el riesgo de que se fugue o que obstaculice la investigación.
El defensor también argumentó que la figura que se le imputa al acusado y su carencia de antecedentes, hacen que se prevea una pena en expectativa de ejecución condicional. Además explicó que el material probatorio se encuentra resguardado en la comuna, y que por ello no podría influir en la investigación del caso.
Alassia además dijo que Godoy tampoco podría influir sobre los testigos y las otras dos trabajadoras municipales que se encuentran co imputadas en la causa, dado que ya prestaron declaración ante las autoridades. Por todo ello consideró que era “excesivo” mantener la prisión preventiva y propuso la imposición de otras medidas alternativas, como la obligación de presentarse ante un juez o la imposición de la prisión domiciliaria.

Centenar de sustracciones.
A su turno, Agüero recordó que en el inicio de la causa, Luis Daratha (director de Prevención, área en la que se desempeñaba Godoy) denunció el faltante de 112 mil pesos, y que tras la revisión de los meses anteriores, ese monto ascendió primero a 570 mil y luego a 840 mil pesos. Además señaló que el imputado habría utilizado dos maniobras delictivas diferentes y que en total habría concretado 669 sustracciones de dinero. El investigador remarcó que este número de sustracciones que se presumen, no fue cuestionado por la defensa.
El fiscal, que se opuso al cese de la prisión preventiva antes del plazo impuesto por la jueza Cardoso, dijo que aún hay una pericia en trámite, que llevan adelante los peritos de la Procuración General, quienes deben revisar la emisión de 12 mil licencias de conducir.
También marcó que por tratarse de un delito contra la Administración Pública no se prevén en el proceso salidas alternativas, y adelantó que es pretensión de la Fiscalía obtener como resultado, una pena de efectivo cumplimiento. En este sentido dijo que Godoy sustrajo dinero de la caja de Tránsito durante 669 veces a lo largo del año, y que no hay atenuantes de su conducta, dado que no propuso una reparación ni entregó el dinero sustraído.
Agüero indicó que la posesión de la suma sustraída, la daría a Godoy la posibilidad de fugarse, y por ello pidió que se le mantuviera la medida restrictiva.
El magistrado consideró “razonable y proporcionado” el pedido del fiscal, y agregó que están dados “elementos de convicción suficientes para sostener la prisión preventiva”.
Gilardenghi indicó que existe la posibilidad de que Godoy “posea una capacidad económica” que le permita fugarse, dado que el dinero no fue recuperado, y por ello rechazó la solicitud de la defensa.