“Golpe duro” por la planta de asfalto

El director municipal de Vialidad, Leandro Altamirano, lamentó ayer los daños que sufrió la vieja planta de asfalto y se esperanzó en retomar las tareas de pavimentación en la ciudad lo antes posible. Aseguró que eso dependerá de la evaluación que el fabricante, Industrias Luis Fracchia, realice del grado de destrucción que tuvieron los equipos.
Ayer, fuentes policiales aseguraron que estaba descartada la posibilidad de que el incendio se haya desatado en forma intencional. De hecho, el mismo martes por la noche, cuando los servidores públicos trabajaban para controlar el fuego, el personal de Criminalística que llegó al predio se retiró rápidamente, luego de hablar con el personal de la dotación que se hizo cargo de apagar las llamas.
Altamirano dialogó ayer por la mañana con Radio Noticias 99.5. Allí sostuvo que el incendio era “un golpe duro” para el gobierno municipal, puesto que en el último tiempo habían logrado un buen ritmo de trabajo con la vieja planta de asfalto. La noche del siniestro, el personal había encendido la planta porque al día siguiente, a primera hora de la mañana, continuarían el trabajo de pavimentación en la calle Tello, en el barrio Villa Navarro Sarmiento.
El funcionario destacó que habían logrado realizar más de diez cuadras de asfalto, con pavimentación en las calles Don Bosco, Tello, Pichi Huinca, Delfín Gallo, Almirante Brown y algunos cruces de la calle Olascoaga. “Veníamos bien dentro de todo, aparte que nos daba flexibilidad para el trabajo. Habrá que evaluar los daños y ver la posibilidad de ponernos en marcha nuevamente lo antes posible”, dijo.

Nueva planta.
En cuanto a la nueva planta de asfalto, ubicada detrás que la vieja, a pocos metros de distancia, afirmó que todavía están realizando las tareas para calibrarla, las cuales están a cargo de la firma proveedora. Explicó que personal de Vialidad Provincial estuvo colaborando con esas tareas. Sin embargo, no pudo dar una fecha concreta respecto a cuándo se pondrá operativa.