Inicio La Pampa Grave accidente en la avenida Luro

Grave accidente en la avenida Luro

La avenida Luro fue escenario de dos graves siniestros viales ayer por la noche. En uno de ellos, un trabajador de una grúa de auxilios vehiculares fue arrollado por otro auto mientras trabajaba sobre la calzada y, producto del impacto, perdió una de sus piernas. Luego, una motocicleta chocó contra uno de los móviles policiales que se acercó al lugar para socorrer a la víctima del primer accidente.
El siniestro más grave ocurrió pasadas las 19 en la colectora de la Avenida Luro esquina Gaich, cuando el conductor de una grúa de auxilio se encontraba trabajando sobre el cordón izquierdo de la colectora. Allí, fue arrollado por un Chevrolet Corsa y, producto del choque, sufrió lesiones de gravedad y se le amputó la pierna izquierda, por debajo de la rodilla.
Fuentes policiales consultadas por LA ARENA indicaron que a las 19:10 se tomó conocimiento de que «una grúa al mando de un joven de 27 años se encontraba realizando una maniobra de descenso para bajar un automotor que debía dejar en un taller y cuando estaba detrás de la grúa es embestido por un Corsa. A consecuencia de la colisión, le produjo una lesión en la pierna y se la amputó en el lugar».

«No lo vio».
El conductor del auto es un hombre de 58 años de edad quien, según fuentes ligadas a la investigación, manifestó que a pesar de que la grúa contaba con la señalización «no lo vio y no advirtió su presencia».
Tras el siniestro se vivieron momentos dramáticos en el lugar debido a que el trabajador quedó atrapado entre la camilla de la grúa de auxilio, que en ese momento remolcaba un Renault Symbol, y el capó del Corsa.
Por la gravedad del accidente, efectivos policiales de la seccional Primera, Accidentología, un cuerpo de Bomberos y médicos del Servicio de Emergencias Médicas realizaron un importante despliegue para poder rescatar al trabajador, quien producto del siniestro perdió la pierna izquierda y poseía la otra extremidad «comprometida». Fue trasladado al hospital Lucio Molas por personal del SEM para que le practiquen una cirugía.

La lluvia, una causante.
Con respecto a las causas que originaron el siniestro, este diario pudo saber que el Corsa «venía conduciendo en condiciones normales». A su vez, el conductor del vehículo «se desplazaba a una velocidad que no se podría considerar fuerte, porque inmediatamente detuvo la marcha» tras impactar la grúa.
Por estos motivos, estiman que «la lluvia del momento puede haber influido» y que también «puede haber dificultado la visibilidad del horario». Hasta el momento, en la investigación no se poseen «otros elementos que se puedan valorar».
«El hombre refiere que no advirtió la presencia de la grúa en el lugar y por eso se produjo el accidente. Juegan un montón de circunstancias en el lugar, si hubiera sido en otro horario hubiera sido advertido», agregaron.
Finalmente, el hombre que circulaba en el Corsa quedó detenido a disposición del fiscal Oscar Alfredo Cazenave y deberá comparecer ante la Fiscalía ante Delitos contra las Personas.

Motociclista.
El segundo siniestro fue consecuencia del primero y ocurrió sobre la calzada principal de la Avenida Luro. Allí, una motocicleta colisionó contra un móvil policial de la Seccional Primera que se acercaba al lugar del primer accidente para asistir al trabajador lesionado.
Según fuentes policiales, el patrullero «iba hacía el accidente con los elementos de emergencia para colaborar y cortar el tránsito, y cuando va cruzando la moto choca contra el patrullero».
«Justo estaba lloviendo, la moto no ha visto las balizas y que el patrullero estaba en emergencia», explicaron. En este caso, el accidente culminó con el conductor de la motocicleta con varias heridas y trasladado también al Hospital Lucio Molas por parte del Servicio de Emergencias Médicas.