Greenpeace rechaza basurero de residuos tóxicos en Catriel

PREOCUPA POSIBLE CONTAMINACION DEL RIO COLORADO

La comunidad de Catriel está en alerta en oposición a un proyecto de la instalación de un megabasurero de residuos tóxicos en esa localidad que cuentan con la anuencia de la Provincia y la comuna local. El Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco) pidió estudios ambientales sobre incidencia en el río Colorado.
Muchas son las voces que están en disidencia, pero ahora se sumó un pedido de la reconocida ONG ambientalista Greenpeace, entidad que, entre otros problemas ecológicos, advierte sobre la posible contaminación del río Colorado. El ingeniero Juan Greco advirtió que los cauces aluvionales descienden del lugar de emplazamiento directo al lago de Casa de Piedra.

El proyecto.
Tiempo atrás, casi en silencio, la provincia de Río Negro, a través de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, que conduce Dina Migani, concilió con el intendente Carlos Johnston, un proyecto para que la empresa neuquina Crexell Ambientales SA, vinculada a la familia Sapag, instale un megabasurero de residuos tóxicos derivados de la actividad petrolera en inmediaciones de Catriel.
Los trascendidos, nunca confirmados por la Provincia, autora del proyecto, indican que el basurero sería el más grande del continente y que la ubicación proyectada en un punto de la Meseta de Bayo Mesa, a unos pocos kilómetros al sur de Catriel. El mismo sería el receptor de los desechos de la explotación petrolera de toda la región.
Allegados a las organizaciones ambientalistas aseguran que la lista de los elementos tóxicos que el basurero albergaría corresponde a suelos contaminados con hidrocarburos, cutting, aguas con hidrocarburos, flowback, líquidos provenientes de perforaciones no convencionales y residuos semisólidos con hidrocarburos, comúnmente denominados fondos de tanques, entre otros.

Sin precisiones.
El tema comenzó a surgir a principios de año cuando varias organizaciones ambientales locales comenzaron a poner en relieve algunos datos y trataron infructuosamente de lograr precisiones en el municipio.
Ante la presión popular, en marzo pasado, se realizó una Audiencia Pública. Allí los estados Provincial y municipal blanquearon el proyecto, sin embargo hasta el día de hoy desde esos ámbitos oficiales no se dieron respuestas a las inquietudes, dudas y planteos.
Justamente uno de los entes que plantearon dudas es el Coirco. El ingeniero Juan Greco, representante de La Pampa en esa entidad de control de la cuenca del río Colorado reveló a medios rionegrinos su preocupación y reveló que han pedido precisiones sobre los estudios ambientales que conlleva el proyecto.
“Los cauces aluvionales apuntan hacia Casa de Piedra. Creo que es un error que se debe subsanar, creo que es una situación desde el punto de vista de este informe que se debe tener en cuenta, porque el riesgo aluvional sigue, una situación de riesgo real y las distancias no son muy elevadas, todos sabemos lo que sucede con las escorrentías, en el caso de tormentas”, puntualizó el ingeniero.
Contemporáneo con este proyecto, desde mayo se realiza en Catriel un espacio de reforma de la Constitución Municipal. En ella, claramente, la mayoría de los constituyentes dio su anuencia para la sanción de un artículo donde es establece la expresa prohibición de la instalación de este tipo de reservorios de elementos tóxicos.

Piden referéndum.
A estos reclamos se sumó en los últimos días una campaña a través de las redes sociales en una página que regentea Greenpeace Argentina. En pocos días se puso en marcha una campaña “No al megabasurero de residuos tóxicos de 300 hectáreas en Catriel”. La movida ya tiene 7 mil firmas que avalan el reclamo.
“Estimados Gobernador -Jorge Weretilneck- e intendente -Carlos Johnston- : por favor, llamen a un referéndum popular vinculante para que sea el pueblo el que decida sobre este megabasurero”, es el reclamo que realiza Greenpeace Argentina.