“Había fallas rotundas de los controles”, dijo Coppo

PLENARIO DE COMISIONES POR EL DESFALCO AL MUNICIPIO PIQUENSE

(General Pico) – El concejal opositor Guillermo Coppo (Pro-Frepam) señaló que el Ejecutivo local quiere evitar asumir la responsabilidad política que le corresponde por la falla en los controles, en el caso que se investiga a un empleado comunal que durante el último año sustrajo una suma de 840 mil pesos de la caja recaudadora del área de Tránsito.
A principios de mes, desde el municipio se denunció a un trabajador comunal por la sustracción de una suma de 112 mil pesos de la caja del área de Tránsito, mediante la anulación recibos correspondientes al cobro de las licencias de conducir emitidas. Con el transcurso de la investigación se determinó que el faltante desde agosto de 2017 a julio de este año había ascendido a 840 mil pesos, y que además se había detectado otra maniobra delictiva, consistente en la emisión manual de recibos. Por esto, el empleado primero fue separado del puesto y luego quedó detenido con prisión preventiva por 30 días.
En la planta alta del Palacio Municipal, ayer a la mañana se llevó a cabo el plenario de comisiones que aprobó el Concejo Deliberante en su última sesión, para que los funcionarios locales dieran cuenta de lo actuado en el caso, tanto en la faz administrativa como en la judicial.

Responsabilidad política.
“El arqueo de caja no lo trajeron y la cantidad de recibos anulados tampoco, aduciendo que había sido elevado a la Justicia. Biglia (secretario de Hacienda) aseguró que en los próximos días estarían acercando esa documentación. El resto, que era la cantidad de licencias entregadas, la copia de la denuncia y demás documentación que solicitamos en el plenario de comisión, fue entregado al presidente del Concejo (José Osmar García). No encuentran justificativo para lo que sucedió. La pregunta clave pasa por si había entrecruzamiento entre las licencias cobradas y las entregadas, ese es el gran interrogante que nos tenemos que plantear. Ante esto, el único que dijo que no había entrecruzamiento es Luis Daratha”, mencionó.
“La gran pregunta que les hacemos es quién tenía que controlar esta situación. Me parece que la gran responsable de lo que está sucediendo, es Belén Lavechia (secretaria de Gobierno), porque le preguntamos al área de Hacienda que era la que recibía el dinero, pero el resto de la información la tenía la Secretaría de Gobierno. Cuando solicitamos a ver cuál era el responsable de este entrecruzamiento, nos aseguraron que no había entrecruzamiento y no pudieron responder quién era el responsable”, agregó.
Al término del plenario de comisiones, el edil del bloque unipersonal de Cambiemos Frepam, aseguró que los funcionarios de las áreas salpicadas por el escandaloso desfalco, “no tienen el coraje de frenar la pelota y decir la responsabilidad pasaba por tal área”. En este sentido aseguró que quieren “evitar una responsabilidad política”, y que no se “quieren hacer cargo de quién es el responsable de llevar los controles necesarios” porque “había fallas rotundas de los controles”.

Control de las cajas.
Coppo subrayó que por un lado debe ir la investigación judicial contra el cajero que sustrajo el dinero, y por otro determinar la responsabilidad del funcionario o del área que no aplicó los controles, para que esta maniobra no ocurriera ni se repitiera a la largo de un año.
“Arrancamos con 100 mil, vamos por 840 mil y todo indica que va a seguir en aumento. Una cuestión es la parte judicial del dinero que faltó y nosotros hacemos mención a una cuestión de control y administrativa, que no se contrapone con lo Judicial. Pasa que tenés que asumir que estabas haciendo las cosas mal y tenés que asumir que había un responsable de área que no llevaba los controles de la manera que lo tenía que haber”, dijo.
También agregó que Biglia les informó que no había un protocolo de control, que estaría en elaboración y que esto genera preocupación sobre si fue la única caja de las ocho cajas del municipio en la que se registró un faltante de la recaudación.
“Nuestra preocupación es en las ocho cajas recaudatorias que hay en la Municipalidad, es por eso que pedimos una auditoría externa en la última sesión, porque qué tranquilidad nos da que en el único lugar que sucedió fue ese y que en las otras siete cajas no está sucediendo lo mismo”, dijo.

Protocolo municipal
Sobre la sustracción del dinero, Ricardo Biglia, secretario de Hacienda comunal, dijo que se trató de algo que “se nos escapó”, y aseguró que aunque “no es deseable que acontezca, sí que es comprensible porque puede acontecer”.
El funcionario local dijo que en el plenario se informó a los concejales sobre la documentación que se le facilitó a la Fiscalía. También indicó que no se tiene un protocolo de control, aunque luego se desdijo y aseguró que se dispone de uno al que hay que someter a ajustes.
“Son situaciones que se daban normalmente en tanta emisión de licencias de conducir que algunas pudieran ser anuladas. Eran muchos los requerimientos, son más de 1.000 licencias mensuales y si bien parecía que el sistema era nuevo, te hacía pensar que se podía haber equivocado en el procedimiento. Teníamos todos los controles y tenemos sobre las otras cajas, y ahora seguimos con las cajas como veníamos habitualmente”, indicó.
“Tenemos un protocolo pero hay que ajustar a la metodología del sistema nuevo, pero el protocolo está pero no está con claridad. Son tantos los cambios que se han producido en toda la municipalidad que a veces los tiempos se hacen muy escasos”, finalizó.