Inicio La Pampa Habría un principio de acuerdo con acreedores

Habría un principio de acuerdo con acreedores

FRIGORIFICO DE GENERAL ACHA: HAY DOS FIRMAS INTERESADAS

Los despedidos de la empresa Frigorífico General Acha tienen expectativas que mañana pueda haber novedades sobre el futuro de la planta que cerró sus puertas hace poco más de dos años. Hay posibilidades que se evite la quiebra.
Fuentes consultadas informaron a LA ARENA que ese día vence el período de exclusividad, lapso en el que se tiene que presentar la conformidad de al menos las dos terceras partes de los acreedores. Si esto finalmente se produce, el Juzgado en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de esta localidad, a cargo del juez Gerardo Bonino, deberá determinar si existen las condiciones necesarias para que el acuerdo sea homologado por el tribunal.
Para el caso que el magistrado así lo considere, recién se habilita la instancia que implica dar inicio con el correspondiente pago a los acreedores. Como hasta ayer no se había pedido ninguna extensión del plazo de exclusividad, se estima que mañana habrá una definición.

Propuesta.
Asimismo se puso en conocimiento que se hizo una propuesta para pagar la deuda total. Por ese motivo durante ese plazo de exclusividad, se intentó hallar la conformidad de los acreedores. Estrategia que habría dado resultados positivos, debido a que trascendió que ya se tendría la conformidad de la mayoría que se necesita y establece la ley.
Por otra parte de manera simultánea se iba arribar a un acuerdo con los trabajadores despedidos. Sin embargo esto se tramita en el marco de las causas por los juicios laborales oportunamente iniciadas contra la firma que cerró la planta que funcionaba a la vera de la ruta nacional 152, al oeste de General Acha.

Interés.
En un principio hay dos empresas interesadas en la reapertura del frigorífico, pero todavía es muy prematuro dar más precisiones, toda vez que aún no hay nada firme, indicaron las fuentes.
Por esa razón los más de 120 despedidos aguardan muy expectantes de que alguna de las empresas que estarían realmente interesadas en reabrir la planta, pueda recibir la pertinente autorización del juzgado que interviene en la causa.
Si es así, se presume que al menos la mitad de los trabajadores despedidos puedan ser reincorporados en una primera etapa. Situación, que generaría una reactivación en la economía local.
Como se recordará hace más de dos años la firma Frigorífico General Acha optó por cerrar la planta. Adoptó esa determinación debido a la fuerte caída de la faena, lo que se agravó cuando se elevó el estatus sanitario de la Patagonia, además del cierre de la barrera al sur del Colorado. De un ritmo de faena de 5 mil animales mensuales, se bajó de manera brusca a la mitad, déficit que la firma no pudo suplir con nuevos mercados. Todo llevó al cierre y el despido de más de 120 empleados, lo que generó una fuerte crisis económica y social en la comunidad.