Inicio La Pampa "Hay que cambiar la lógica de producción"

«Hay que cambiar la lógica de producción»

GENERAL PICO: FORMARAN UN GRUPO TECNICO QUE IMPULSE Y DESARROLLE LA AGROECOLOGIA

Referentes de distintas organizaciones sociales y ambientalistas de la ciudad iniciaron las reuniones para armar un grupo técnico-político que fomente y desarrolle la agroecología en General Pico y la zona. Del encuentro participó Carlos Anzorena, asesor en agroecología, quien trabaja con productores extensivos de La Pampa y de la provincia de Buenos Aires. El profesional destacó que se apunta a otro sistema productivo, que se presenta como una alternativa al actual (signado por el uso de agroquímicos), y también como una herramienta para mitigar el calentamiento global del planeta.
Actores locales, interesados en establecer un cordón verde en la ciudad, durante los últimos días comenzaron a trabajar en el armado de un grupo que apunte hacia una transición a sistemas productivos, sustentables, amigables con el ambiente, y que produzcan alimentos sanos y locales.
«Vengo trabajando con productores extensivos de La Pampa y con algunos municipios de la provincia de Buenos Aires. Hay distintos actores que quieren impulsar esto y ya empezamos a trabajar desde la autogestión, en apoyar técnicamente a esos procesos, y ver que en un futuro se les dé impulso desde otra esfera. A las experiencias que vienen funcionando en lo local, hay que fortalecerlas, y que sirva eso de puntapié para los productores de la zona», dijo Anzorena en diálogo con LA ARENA.
«El censo nacional agropecuario marcó que en estos seis años se perdieron 80 mil productores, lo cual implica que no todo el campo es el mismo. No todo es éxito en lo rural y hay un montón de cosas del actual sistema de producción que no le fueron útiles a los productores pequeños», agregó.

Lógica de producción.
También destacó que en la actualidad hay una mayor conciencia ambiental ante problemáticas que se hicieron mucho más evidentes.
«Hay un poco más de conciencia y un poco de desesperación. Ahora son más evidentes un montón de problemáticas que ya estaban. Hoy se ponen de manifiesto problemáticas que son intrínsecas a esta forma de producir, como la resistencia de malezas. Hace 5 años había 15 especies resistentes, y hoy hay 40», explicó el profesional.
«Desde el momento en que se empezó a usar herbicidas en forma asidua, era sabido que la resistencia se iba a generar. Hay un montón de emergentes que van estallando. Además, estos tipos de cambio también afectan la rentabilidad del productor, dado que están todos los insumos dolarizados», agregó.
«Hay productores que dejaron de fumigar, no por una conciencia ambiental, sino porque no pueden pagar los agroquímicos. Y esa forma de producción sin ese apoyo de insumos no funciona, entonces hay que cambiar la lógica de producción. Es fundamental que el productor sea lo más soberano e independiente posible, tanto del clima como de los mercados, como de todos esos factores externos. Hay que generar los procesos dentro del campo que favorezcan esa independencia y estabilidad productiva que necesitamos», señaló.

Mejores condiciones.
El asesor pampeano refirió que un sistema productivo agroecológico «es mucho más rentable porque hace que la producción sea mucho menos dependiente de insumos externos, y así bajan los costos». Además subrayó que no solo se trata de una alternativa al uso de agroquímicos, sino que es necesario para desarrollar una producción local y para enfrentar el calentamiento global del planeta.
«Apuntamos a sistemas que sean más productivos en producción primaria, que haya más fotosíntesis y ese es el combustible para que la biología y la diversidad funcione de una manera más activa y para tener mejores producciones. Hoy tenemos mejores condiciones que hace un tiempo, más que nada por el esfuerzo de técnicos y productores individuales. Hay mucho conocimiento que no ha tenido tanto poder dentro de las instituciones, pero hay que adaptarlo a las condiciones de La Pampa y lo estamos haciendo», manifestó.
Por último, refirió que durante la primera reunión que se desarrolló días atrás en Pico, aprovecharon para recorrer el trabajo que hace Biorregión en un predio ubicado en inmediaciones a la planta de tratamiento de efluentes de la Corpico. En los próximos encuentros, recorrerán otras producciones.
«A partir de la oportunidad de estar viajando con frecuencia, se empiezan a dar las conversaciones con productores, y la idea es que se vaya replicando lo que está ocurriendo en muchos otros lugares del país, donde cada vez más productores se suman a eso», finalizó.