“Hay un retracción total”

El presidente del Banco de La Pampa, Alexis Iviglia, analizó la coyuntura económica actual desde la perspectiva de la entidad que dirige. Dijo que la parálisis de la economía se evidencia sobre todo en la nula demanda de créditos. Aseguró que no se ve todavía una morosidad elevada y que no hay problemas de liquidez como los que llevaron a la crisis del sector financiero en 2001.
“Tuve un tiempo un gerente financiero que no era pampeano pero vino a trabajar al BLP y él siempre decía que los bancos tienen problemas graves cuando hay problemas de liquidez y no de solvencia. Decía que los bancos pueden soportar algunos años de resultados negativos, pero que no podían soportar los problemas de liquidez. Aquella crisis fue de liquidez, una corrida bancaria detrás de los depósitos, donde el corralito fue la barrera de contención de un problema que siempre es delicado en los bancos, que es el descalce de plazos”, explicó.
Aludió así a la andanada de ahorristas o depositantes que en los días finales del gobierno de Fernando De La Rúa acudieron a sus bancos a retirar sus depósitos en dólares, mientras que los bancos, que debían esperar los vencimientos de las cuotas de los préstamos para poder devolverlos, no pudieron hacer frente a esa demanda. “Se produjo un descalce de plazos y esto generó una corrida. Obviamente fue una crisis de confianza, que hoy en día no la veo”, sostuvo Iviglia, en declaraciones al programa La Parte y el Todo, que se emite por CPEtv.

-En aquel momento la gente se alejó de los bancos, pero hoy parece que cree más en los bancos que en la Justicia.
-Hoy el sistema no está planteado tan bimonetario. Y es cierto que se tardó en regenerar la confianza pero también lo es que los bancos somos un mecanismo necesario en un engranaje de la economía entre los que ahorran y los que necesitan financiamiento para sus proyectos productivos, al menos eso es lo que intenta el BLP.

-¿Hay atrasos en los créditos UVA?
-No tenemos, a pesar que hemos entregado 100 millones de pesos. Donde sí se ve la recesión de la economía en general es en la fuerte retracción de la demanda de estos créditos. Hay una retracción total en el crédito, pero no solo en los individuos o en la familia, en UVA casa ni hablar, también en UVA para autos, sino también por parte de las empresas, que es clave para el desarrollo del país, pero esta tasa de interés da miedo y hace que los empresarios de la provincia paren la pelota y esperen. Un ejemplo: tenemos una línea de crédito para camionetas, para la compra de nuevos vehículos, tanto para el sector industrial como para el agropecuario. Estábamos desembolsando a razón de 10 camionetas por mes, hace dos meses dimos tres y hace un mes y medio que no entregamos ninguna.

-¿Tienen consultas por líneas de crédito para pagar aguinaldos?
-Sí, en cada una de las sucursales tenemos créditos a seis meses de plazo, para aguinaldo y también para el bono, que algunas empresas lo van a tener que pagar. Nosotros pusimos una tasa fija del orden del 49% que es la tasa que pagamos para nuestros plazos fijos. En términos relativos es una tasa baja, pero la realidad es que es una tasa monstruosa.

-La economía mundial colapsaría con una tasa así.
-Creo que la economía debe rápidamente ir a un nivel de tasas razonable, porque está claro que este nivel de tasas, fundamentalmente, atenta contra el sistema productivo, que en el caso del BLP es lo que más preocupa. Esa cartera pyme que es el motor del crecimiento de la provincia y que claramente tiene detenida la generación de nuevos proyectos. Este nivel de tasas es sumamente dañino para un banco como el nuestro, que es chico y está focalizado en la producción y en las empresas.

-Uno observa también una presión en aumento sobre las tarjetas de crédito.
-Sí. Muchas líneas dentro de la tarjeta de crédito, como planes de 12, 18 ó 24 cuotas han desaparecido, solo queda algo de 3 ó 6 cuotas. Es muy difícil ponerse de acuerdo con los comercios para este tipo de promociones, pero claramente la tarjeta termina siendo el último refugio de las familias, y no en su sana utilización, para la compra de un bien durable o una renovación pequeña del hogar, sino en la búsqueda de una promoción de supermercados o para cuestiones básicas.

-La gente la usa para el súper y para cargar nafta. ¿Se compra en cuotas en los supermercados?
-Hay algunos que tiene un promo de cuotas sin interés y otros donde compran en 3 cuotas con interés, pero esto es sumamente perjudicial. En las estaciones de servicio hay más operaciones pero se venden menos litros de combustible y muchas de esas operaciones se pagan con tarjeta de crédito.