Inicio La Pampa "Hay una máxima intervención del Estado"

«Hay una máxima intervención del Estado»

DENUNCIAS DE ABUSOS A MENORES EN SANTA ROSA

Luego de las denuncias de supuestos abusos que se dieron a conocer en los últimos días, y que tuvieron un fuerte impacto en la sociedad santarroseña, el defensor de Niños, Niñas y Adolescentes, Juan Pablo Meaca, anticipó que la Justicia provincial ya está interviniendo en los casos y pidió a la ciudadanía mantener la calma: «Una reacción violenta lo único que hace es revictimizar a la víctima».
En la última semana, dos casos de abusos -donde hay menores involucrados y en uno de ellos un niño de 11 años está acusado de ser victiminario- conmocionaron a los vecinos de Santa Rosa que, tanto en las calles como en las redes sociales, salieron a reclamar por justicia.
Ante esta situación, Juan Pablo Meaca, defensor de Niños, Niñas y Adolescentes provincial, intentó disipar todo tipo de sospechas y aseguró que cuando hay menores de edad involucrados en supuestos casos de abuso sexual la Justicia pampeana activa un protocolo de intervención. «Es importante que la gente se quede tranquila, que se está actuando», señaló el funcionario en declaraciones a Radio Noticias.

Preservar derechos.
El defensor provincial remarcó que «la sociedad tiene que tener la seguridad» de que, ante este tipo de situaciones, «hay una máxima intervención por parte de los organismos del Estado especializados» en la materia. «Cuando se activa el protocolo se aborda a los niños, a los grupos familiares, se valora las situaciones y se hace el acompañamiento necesario», reiteró Meaca.
«Es importante destacar esto a la ciudadanía porque hay mucha exigencia de información», cuando lo fundamental es «preservar» la identidad de los involucrados, porque «la información que puede salir siempre implica una revulneración de los propios derechos».
-¿Cuando ambos involucrados en un abuso son menores, se puede hablar de víctima y victimario?
-En ese caso, implica una valoración del equipo técnico que aborde la situación y dependen de un montón de factores que se deben tener en cuenta. Implica un montón de trabajo por eso es muy apresurado hablar sobre una situación que aún fue valorada por el equipo técnico.
Sin embargo, el funcionario indicó que cuando «emerge» el aspecto de la «sexualidad» en los niños debe ser tomado en cuenta como una señal de alarma de que algo está sucediendo. Si un niño de once años tiene «tipos de conductas» que no «corresponden con la edad de maduración del chico» implica que «algo está pasando con él en su entorno», manifestó el defensor, que detalló que cuando se dé curso al equipo interventor se podrá llegar a una posible explicación del por qué de algunas conductas.

«Revictimiza a la víctima».
Por otro lado, precisó que la intervención de los distintos organismos pretende evitar que se genere en la sociedad una reacción violenta y de agresión que termine revictimizando a la víctima. «Es uno de los temas más complejos a la hora del abordaje» en los presuntos abusos sexuales, admitió Meaca, ya que «estas acciones pueden generar más violencia y que no resuelve el fondo de la cuestión, ni la protección o la atención del niño o niña».
«Es una problemática que se debe intentar de disuadir», clarificó.
En esta línea, el funcionario aseguró que lo que se pretende es que «hagan la correspondiente denuncia» cuando haya sospecha o certeza de un caso de abuso. «Una vez que ya está notificado el organismo, éste se va a encargar de acompañar, trabajar y denunciar todo lo que hay que denunciar» y no «la justicia por mano propia», concluyó.

Convocan a una marcha
La agrupación «Juntas y a la Izquierda – MST» convocó para hoy a la tarde a una movilización para repudiar los supuestos abusos de niños que se conocieron en estos días, en un barrio y en un jardín de infantes de la ciudad. Reclaman por la implementación plena de la Educación Sexual Integral (ESI) en las escuelas.
«Nos pronunciamos contra todos los tipos de abusos a lxs niñxs y jóvenes, porque estas prácticas son el reflejo de la autoridad y privilegio que da esta sociedad a los varones, que reproduce la cultura de la violación, porque desde niños se les inculca de manera sistemática la posesión y la cosificación del cuerpo femenino», plasmó en un documento la agrupación cuya referente es Lara Oberst.
«La culpa no puede estar centrada en los niños, sino que debe observarse y tomar el panorama por completo e ir a fondo con las causales de este horrible hecho», destacó el documento.
Y apuntó: «el culpable es el Estado que producto de su desidia no garantiza el derecho básico a una educación adecuada desde temprana edad para evitar casos como estos. Hay un enorme abandono estatal tanto en materia educativa como jurídica».
La agrupación apunta contra el caso que se reveló en un jardín de infantes, en una denuncia que apunta contra un docente por presuntos tocamientos.
«Por eso se hace urgente la real implementación de la ESI en nuestra provincia ya que es necesario que les jóvenes y niñes aprendan la diferencia entre una caricia o un abuso, decostruyan esta cultura machista y patriarcal, y tengan herramientas para poder expresarse y hablar ante una situación de abuso del tipo que sea. Para garantizarla debemos pelear por más presupuesto para educación, porque actualmente los gobernadores siguen dejando pasar el ajuste y el recorte en programas para educación y fondos para salud pública. Y peor aún los principales candidatos presidenciales prometen seguir con el pacto del FMI y la sangría de dinero que esto representa», señaló.
En otro punto destacaron que «es esencial también no ceder ni un paso más a los anti-derechos, la ESI debe ser dada desde los primeros años hasta la educación superior y en los puestos de trabajo; y ésta debe ser de calidad, laica, científica, feminista y con perspectiva de género, para poder así evitar los abusos, la discriminación y el sometimiento patriarcal en los ámbitos educativos y laborales».
«El gobierno provincial es responsable, debe implementar las políticas públicas necesarias para que esto deje de repetirse», resaltó Juntas a la Izquierda.