Escracharon a una ginecóloga

PIDEN REABRIR LA CAUSA POR LA MUERTE DE GEMELOS PREMATUROS

(General Pico) – Una treintena de vecinos piquenses, marcharon este jueves a la mañana desde los Tribunales de General Pico hasta el consultorio de una ginecóloga del medio, donde realizaron un escrache y reclamaron que se reabra la causa por el fallecimiento de dos gemelos prematuros.
Una joven pareja que en 2017 perdió dos gemelos a poco de nacer, convocó a una concentración en los tribunales piquenses. Instantes después de las 10, desde ese lugar, casi una treintena de personas partió por la calle 22 hasta la 15, y luego pasó por el microcentro hasta llegar a los consultorios médicos donde atiende la ginecóloga Graciela Di Bernardo, quien fue denunciada por mala praxis tras el fallecimiento de dos bebés prematuros.
Damaris Riquero, la madre de los niños fallecidos, encabezó la movilización y portó una pancarta en la que plasmaba su pedido de justicia. En diálogo con LA ARENA, la mujer dijo que se haría justicia, si la profesional “deja de atender a la gente”.
“Ella hizo abandono de persona, me tuvo dos horas en la clínica dándome vueltas. Es un dolor enorme perder dos hijos y más siendo primeriza. Yo salí de mi casa embarazada y volví con las manos vacías. Ahora la estoy peleando para que ella pierda la matricula, no quiero plata, sólo quiero eso”, dijo.
Tras recorrer tres cuadras por la calle 15, la manifestación se detuvo frente a los consultorios céntricos en los que atiende la profesional que fue denunciada. En la vereda exigieron que se haga justicia, reclamaron su presencia y pegaron una pancarta frente al centro de salud.

Denuncia.
El hecho ocurrió durante la madrugada del 28 de febrero de 2017, cuando la joven llegó con trabajo de parto a una clínica de la ciudad. La denuncia contra la profesional la impulsó el abogado Norberto Paesani, tras entender que la médica había desatendido a la paciente. El hecho se dio en el medio de un conflicto entre las obras sociales sindicales y los ginecólogos.
Los denunciantes aseguraron que la profesional no quiso atender a la mujer, que le exigió el previo pago de la suma 14 mil pesos para hacer el parto, que realizó algunas intervenciones para retrasar el nacimiento de los gemelos y que la derivó al Hospital Centeno. En el centro asistencial piquense uno de los gemelos falleció a poco de nacer, y el otro murió tras 12 días de vida, tras una falla multiorgánica.
La denuncia la trabajó desde un primer momento, la fiscala Soledad Forte, de la Unidad de Atención Primaria. Sin embargo, tras más de un año de investigación que incluyó pericias del cuerpo forense de la CSJN, la funcionaria judicial determinó que no se había configurado un delito penal, sino que el triste desenlace habría sido el resultado de la falta de desarrollo y maduración de los bebés, que apenas tenían seis meses de gestación. Por ello solicitó el archivo de la causa y esto fue avalado por la Fiscalía General a cargo del fiscal Armando Agüero.
Sin embargo, Paesani presentó un recurso ante el TIP para que de marcha atrás con la decisión y reabra la causa. El letrado indicó que además se configuró el delito de abandono de persona de parte de la profesional, dado que no lo habría acompañado en la ambulancia que la trasladó al centro hospitalario.