Inicio La Pampa Homenaje por los 20 años de la muerte de dos bomberos piquenses

Homenaje por los 20 años de la muerte de dos bomberos piquenses

La Asociación Bomberos Voluntarios de General Pico, conmemoró ayer a la tarde el vigésimo aniversario del trágico incendio de los galpones de Prodinco, en el que perdieron la vida los socorristas Javier Pérez y Manuel Olguín.
Durante la tarde del domingo 15 de agosto de 1999 se generó un siniestro de inusitadas dimensiones en la manzana delimitada por las calles 24, 109, 26 y 107, donde funcionaban los depósitos de Prodinco, la firma encargada de la construcción del Acueducto del Río Colorado. Allí se almacenaban caños y otros elementos muy inflamables, que hizo que en el cielo se formara una espesa columna de humo negro que se podía visualizar desde decenas de kilómetros a la redonda. El siniestro, demandó un gigantesco trabajo de bomberos, durante varias horas y tuvo como triste saldo, la muerte de dos jóvenes socorristas.
Ayer a la tarde, como cada año en esta fecha tan sentida para la institución, directivos y demás miembros de la entidad, recordaron a los bomberos fallecidos y llamaron a la comunidad a no dejar en el olvido tal trágico hecho.
En la primera parte del homenaje, colocaron ofrendas florales en el Cementerio local, en los sitios donde descansan los restos de Pérez y Olguín. Luego se trasladaron a la esquina de las calles 26 y 109, donde se erige el monumento que los recuerda. En ese punto de la manzana en la ocurrió el trágico incendio, se llevó a cabo un breve acto del que participó el jefe comunal, Juan José Rainone; el presidente de Bomberos, Federico Freigedo; demás autoridades y ediles locales; los integrantes del cuerpo bomberil y los familiares de Pérez y Olguín.

Recuerdo.
En el emotivo acto, Freigedo destacó la «entrega» de los bomberos fallecidos y señaló que el recuerdo permanece vivo en el Cuartel.
«A 20 años de aquel domingo queremos recordarlos con el dolor que nos invade, pero también tomándonos el compromiso con ellos mismos, de seguir luchando por nuestro sistema de bomberos voluntarios. La entrega que demostraron Javier y Manuel, no hace más que demostrar el grado de compromiso social que tiene la actividad bomberil y que es la que ustedes desarrollan todos los días del año. Sabemos que ningún homenaje nos devolverá a ellos, pero si siempre tendremos el enorme respeto que se merecen, por entregar sus vidas, por ser nuestros bomberos voluntarios y por ser destacados seres humanos. Son muchos los recuerdos que aún flotan en el ambiente de nuestro Cuartel, son 20 años que nos hacen tenerlos presentes en cada momento. Siempre en cada momento de la vida de nuestro Cuartel, en momentos tan sencillos como una charla en la guardia, un mate en la cocina, o en el vestuario, siempre se escucha alguna historia de Javier y Manuel. Estarán con nosotros eternamente», dijo.
Otros mensajes estuvieron a cargo de Ricardo Balduzzi, jefe del cuerpo activo; y de Omar Pérez, padre de Javier; quien pidió a las autoridades que se denomine al lugar con el nombre de «Plazoleta de Bomberos», donde los familiares de todos los socorristas fallecidos, por distintas causas, puedan colocar una placa que los recuerde.
Además, Beatriz Zoppi, una de las vecinas del barrio que estuvo tan afectado por incendio, hizo un agradecimiento público a los socorristas, que embargó de emoción a los presentes.
«Quiero dar gracias a los bomberos, a como se preservó a este barrio que corrió serios riesgos, pero entre todos pudimos salir adelante en ese momento. La acción de los bomberos es algo para resaltar. Siempre hay riesgos, pero ese riesgo que se corre, esas ganas de servir a una comunidad es lo importante», indicó.
En el sitio, a dos décadas de la tragedia, se descubrió una placa, se cantó el Himno Nacional, se hizo un toque de sirena y minuto de silencio.