Inicio La Pampa Hubo poco más de 140 participantes

Hubo poco más de 140 participantes

TOAY: CULMINO EL ENCUENTRO NACIONAL DE PERROS OVEJERO ALEMAN

En una agradable jornada, tuvo lugar ayer en el complejo recreativo municipal la tercera fecha del Torneo Nacional y la tercera fecha del Torneo Regional organizado por la Delegación Pampeana de Perro Ovejero Alemán.
En esta ocasión poco más de 140 participantes de delegaciones de Mendoza, San Juan, Río Negro, Neuquén, Trelew, Capital Federal, Rosario, Comodoro Rivadavia, Lincoln, Carlos Casares, San Luis, Mar del Plata, Córdoba, Bahía Blanca se dieron cita de la doble fecha en Toay.
Luego de la cena de camaradería del sábado por la noche, los asistentes se acercaron al predio ubicado a la vera del acceso a la ruta provincial 14 ayer por la mañana para competir y compartir conceptos de la raza.
La pista se montó a pocos metros del acceso y como es habitual, el juez principal Luis Galetto visó a cada uno de los perros desde el centro observando las características de cada uno. Así pasaron cachorros de pelo corto a largo, machos y hembras de quinta (6 a 9 meses), cuarta (9 a 12 meses), tercera (12 a 18 meses), segunda (18 a 24 meses) y primera (desde 24 meses en adelante). Esta doble fecha permitió a los asistentes prepararse para la final que será en noviembre.

«Muy gratificante».
En diálogo con esta corresponsalía, Galetto sostuvo: «Para nosotros los técnicos del club es un orgullo, hay muchas cantidad de perros y es una muestra muy gratificante».
Es una fecha del torneo argentino que nos prepara para noviembre y esto nos permite sumar puntos en las diferentes categorías. Hoy encontramos categorías muy parejas y a partir de los 12 meses en adelante es como un filtro porque tienen que pasar la displasia de cadera, de los codos, no faltarle dientes y no tener tara física».
«Es un espacio que se pone más competitivo. Desde hace un tiempo nos encontramos mucha gente que trabaja y hay mucha gente joven. Siempre vine como expositor y hoy me toca juzgarlos», añadió.
Sobre las bondades de la raza, agregó: «El ovejero es la más complementada, en su esencia además de ser compañero debe ser guardián, de nada sirve ser bello si no tiene buen temperamento. Eso lo prevalecemos y los castigamos en caso que sean sumisos o en excesiva agresividad. No solo es de compañía sino también de cuidado de su casa. Mundialmente es la raza más buscada».