“Hubo un incremento de la conflictividad laboral”

CRECIERON LOS TRAMITES DE PROCEDIMIENTOS PREVENTIVOS DE CRISIS

(General Pico) – David Diván, responsable de la Delegación de Relaciones Laborales en General Pico, dijo que durante los últimos dos meses se acrecentó la conflictividad laboral y que algunas empresas iniciaron procedimientos preventivos de crisis, algo que no se daba desde hacía mucho tiempo.
El letrado aseguró que se incrementó el número expedientes sobre conflictividades laborales entre el trabajador y la patronal, algunos de los cuales están relacionados con el despido de un empleado y en otros, con el reclamo de mejores condiciones laborales.
“En los últimos tres meses hubo un incremento de la conflictividad laboral, que se ve reflejado en la cantidad de expedientes que estamos tramitando, por reclamos de los trabajadores o por conflictos que han derivado de comunicaciones que realizan los empleadores tanto de despidos como de suspensiones, y que no pagan lo que corresponde o no se cancela de la forma que debe hacerse. Esperamos que sea una cuestión estacional y cíclica, pero siempre que empiezan estos picos de actividad uno se preocupa porque del otro lado hay gente que pierde su trabajo”, dijo Diván en diálogo con LA ARENA. Además agregó: “No siempre en los expedientes se tramitan despidos y no siempre involucran a un solo trabajador, dado que muchas veces incluyen a varios. Por cantidad de expedientes estamos un poco por encima del año pasado, pero si vemos mayor cantidad de gente que viene a consultar por cuestiones referidas a remuneraciones, para saber si están bien liquidados los sueldos o si están en negro, que pueden hacer”.

Procedimiento de crisis.
Diván aseguró que “es preocupante la situación porque Pico depende de la actividad privada” y se interviene desde la Delegación, en mayor medida, “en conflictos de tipo privado”.
“Cada expediente que se tramita acá es de un empleo privado, y aunque los conflictos tratamos de solucionarnos de la mejor manera posible, es preocupante. No creo que las empresas quieran despedir a sus empleados por cualquier motivo, dado que han venido el trabajador y el empleador a las oficinas, estando ambos de acuerdo que se tiene que ir por falta de actividad económica y que lo tienen que despedir porque tienen que cerrar. Hay cesantías de trabajadores que son conscientes que no hay suficiente cantidad de trabajo para mantener la fuente laboral, entonces vienen y concilian alguna forma de pago”, aseguró.
Además el funcionario piquense, dijo se iniciaron trámites por procedimientos preventivos de crisis, algo que no ocurría desde hacía tiempo, y que implica la aplicación de diferentes medidas, como la cantidad de horas de trabajo, para bajar los costos laborales.
“También se iniciaron procedimiento preventivos de crisis, algo que hacía tiempo que no se venía dando. Esto a los efectos de reducir horas de la jornada de trabajo y de ver como paliar la crisis en determinadas actividades que no llegan a remontar. Eso implica reducir horas y reducir sueldos, se ha visto en varias empresas que presentaron convenios de reducción de jornada con el personal o de categoría, lo cual implica una reducción significativa en su remuneración”, dijo.