Inicio La Pampa Iglesias organizaron la "Fiesta de la Luz"

Iglesias organizaron la «Fiesta de la Luz»

WINIFREDA: EN CONTRAPOSICION A LOS FESTEJOS DE HALLOWEEN

Numerosos niñas y niños cantaban y bailaban al ritmo de una pegadiza música. Imitaban los movimientos de tres jóvenes mujeres vestidas de payasos. Minutos antes habían presenciado y seguido con atención una obra de teatro. Antes de irse para sus respectivas casas, hicieron el tradicional trencito y recibieron golosinas. Se reían y estaban felices con sus caritas pintadas y con brillitos. Sus madres compartieron con ellos ese rato de diversión. El lugar elegido para el entretenimiento fue la galería de ingreso al edificio propiedad del Obispado de Santa Rosa donde funcionaba el colegio secundario de enseñanza privada.
Las actividades se llevaron a cabo el jueves a la tarde y fueron organizadas por referentes de la iglesia «Cristo Redentor» y «Biblia Abierta», la primera católica y la segunda evangélica. Sus fieles se propusieron celebrar la «Fiesta de la Luz» en contraposición a los festejos de Halloween, muy populares en Estados Unidos y otros países del mundo, pero que poco tienen que ver con las costumbres argentinas.
Cada 31 de octubre, niños y niñas disfrazados con máscaras recorren negocios y viviendas pidiendo caramelos, pero muchos ignoran el significado de esta celebración importada. «Los cristianos celebramos la vida, la luz y no Halloween», afirmó la vecina Sandra Rojas. «Los chicos salen a pedir y en realidad desconocen lo feo y triste que hay detrás de esta festividad satánica. En la antigüedad lo que se hacía era dar hasta niños en sacrificio», expuso.

Diferencias.
En la misma sintonía, Carmen Gutiérrez dijo que «el incentivo» de Halloween «es la golosina». «Tratamos de hacerles entender a los chicos que detrás de esos disfraces de brujos, de diablos, de esqueletos, está la muerte y le están rindiendo culto sin saberlo. Afortunadamente muchos ya lo comprendieron», señaló. «Apelamos a los mayores, a las familias, para que les enseñen que somos cristianos, seguidores de la luz, eso fue lo que pretendimos inculcarles hoy», sostuvo.
Para marcar una diferencia, a los infantes se les sugirió que se acercaran vestidos de angelitos con alas en sus espaldas o con ropas claras y ellos aceptaron el convite porque, según manifestó Rojas, «les gusta festejar que estamos vivos y no las cosas oscuras».
Adriana Cejas detalló las actividades realizadas. «El grupo de jóvenes de la iglesia Biblia Abierta con sus trajes de payasos se encargaron de entretener a los nenes. Han hecho una obra de teatro, hubo música, canciones y golosinas». «Se han entretenido mucho y ojalá que esto prospere», anheló. «Se llevan a sus casas un mensaje distinto», cerró Gutiérrez.