Inauguran hotel de Amusim

EL 31 DE ENERO, FIESTA DEL CEC EN SANTA ROSA

Según se informó desde el Centro Empleados de Comercio de Santa Rosa, el establecimiento hotelero estará a cargo de la firma Alvarez y Argüelle (propietaria del Costa Galana en Mar del Plata y otros nueve hoteles en distintos puntos de Argentina) y esperan contar con la asistencia de representantes de las 300 filiales del gremio mercantil en el país.
Un día después, el 1º de febrero, el hotel abrirá sus puertas y en el corto plazo su servicio estará promocionado en las redes sociales. En una primera instancia serán 65 las habitaciones disponibles, a las que se sumarán otras siete en el transcurso del año como también un spa y un gimnasio.

Farmacia.
También durante este mes, el Centro Empleados de Comercio, a través de su mutual, abrirá una nueva farmacia sindical en Santa Rosa. Estará en Raúl B. Díaz 2.244, donde se realizan los trabajos finales para su puesta en marcha.
Esta nueva farmacia sindical atenderá con medicamentos sociales a una vasta zona de la ciudad que comprende a los barrios Malvinas Argentinas, Villa Elisa, San Cayetano y Obreros de la Construcción.
Sobre las críticas de los farmacéuticos locales por la competencia de las Farmacias Sindicales en el medio (entre otros cargos que absorbe a los afiliados al Sempre a la hora de adquirir los medicamentos), el secretario general adjunto del CEC, Rodrigo Genoni fue categórico: “A lo que dijo (Hugo) Durango (de la Cámara de Farmacias) no hay que darle mucha entidad, porque critica a la farmacias sindicales y mutuales, que tienen un fin social, pero él forma parte de la cámara empresaria que representa a Farmacity”.
“Es muy incompatible y con poco sustento ideológico lo que sostiene Durango, de última él tiene que aclarar las ideas y de qué lado quiere estar y después emitir una opinión. Me parece incongruente pretender estar en la Cámara que engloba a Farmacity, que hoy le hará muchísimo daño a las farmacias privadas de la provincia, cuando la farmacia sindical no tiene utilidades y sí el fin social de ofrecer medicamentos baratos”, sostuvo Genoni.

Aumento.
El sindicalista mercantil santarroseño también cuestionó lo acordado por las cámaras empresarias de comercio y los paritarios mercantiles, que por aplicación de la cláusula gatillo, y en función de la inflación anual 2017, dispusieron aumentar el 6 por ciento el sueldo de los trabajadores del sector.
“Se decidió que sea en tres cuotas (de dos por ciento en enero, febrero y marzo), en base a abril del año pasado. Nosotros queríamos que se pagara en una sola vez, pero otra vez los empresarios, más el gobierno nacional y los gremialistas que negocian sin pensar en sus representados, terminan perjudicando al trabajador”, expresó Rodrigo Genoni.