Incendios en la zona de El Durazno y “Bajo Hondo”

EL HUMO CUBRIO LA CIUDAD

Los humos provenientes de dos incendios y de quemas prescriptas en zonas rurales del oeste de La Pampa provocaron este domingo que el cielo de la capital provincial quedara completamente tapado. El viento que sopló en el oeste con dirección a Santa Rosa no solo trajo humo sino que también ocasionó una persistente lluvia de cenizas y partículas sobre los vehículos, los techos de las casas y sobre los santarroseños que ocuparon parques, plazas y avenidas con el fin de aprovechar la agradable temperatura del domingo que superó los 25 grados.
De acuerdo a fuentes oficiales consultadas por LA ARENA, este fin de semana Defensa Civil dio permiso a varios productores rurales para que inicien la quema de sus campos a los fines de limpiar las picadas cortafuegos antes de que se aproxime la temporada alta de incendios, que inicia en noviembre y se extiende hasta marzo.
Por ello desde el viernes se observó un humo persistente con dirección a la zona rural de Toay (hacia el sector donde se encuentra Cachirulo) y hacia el sector oeste, en dirección a Carro Quemado y Luan Toro.

Intencional.
Sin embargo, la persistencia del humo fue más notoria durante la jornada del domingo, sobre todo pasado el mediodía. De acuerdo a la explicación oficial, esto se debió a dos incendios que en principio habrían sido provocados -al menos uno de ellos- de manera intencional.
En este sentido desde Defensa Civil confiaron que uno de los focos se registró en la zona de El Durazno, en cercanías a la estancia denominada “La Holanda”. Mientras que el restante se registró entre las rutas provinciales 11 y 12, en el sector del “Bajo Hondo”. Este último, de acuerdo a la información brindada, habría sido ocasionado por “cazadores que prendieron fuego”, según supusieron quienes trabajaron en el lugar.
Conocida la existencia de los focos, las cuadrillas de Defensa Civil asistieron a dichos sectores para combatir las llamas. Los trabajos iniciaron cerca de las 13 horas del domingo y se extendieron hasta la noche.
Las enormes columnas de humo de estos focos (ver imagen) llamaron la atención de los vecinos puesto que podían observarse con claridad desde varios puntos de la capital.

En “La Malvina”.
Desde Bomberos de la Policía informaron a este diario que alrededor de las 16 horas de ayer se produjo un incendio en la zona de la reserva municipal, estancia “La Malvina”, que logró ser sofocado por el personal. “Recibimos varios llamados de gente que estaba por el lugar y avisó de la presencia de las llamas para que acudiéramos. Se quemó una porción de tierra, de aproximadamente 50 por 200 metros, que contenía monte natural y pastizales”.
Por otro lado, en un establecimiento rural cercano al ejido de Toay, se quemaron 20 hectáreas a los fines de limpiar picadas cortafuego.