Inicio La Pampa Inicia el juicio por el crimen de Soria

Inicia el juicio por el crimen de Soria

UN HOMBRE Y UNA MUJER SON LOS IMPUTADOS

(General Pico) – Jonathan Alvez y Silvina Cepeda serán juzgados a partir de hoy por el homicidio de Oscar «Gato» Soria, cometido durante la tarde del jueves 4 de agosto del año anterior, en la zapatería que la víctima atendía en el barrio Rucci de esta ciudad. El debate continuará mañana y se completará con las jornadas de lunes y martes.
Las cuatro audiencias serán coordinadas por el tribunal colegiado que presidirá el juez de audiencia Florentino Rubio, y que también integran los jueces Marcelo Pagano y Guillermo Bertone, quien es un profesional de la matrícula de Colegio de Abogados.
Durante el juicio, la defensa de Cepeda la ejercerá el abogado santarroseño Gastón Gómez, y la de Alvez estará a cargo del defensor oficial Alejandro Caram. La acusación la llevará adelante el fiscal Guillermo Komarofky, de la Fiscalía Temática de Delitos contra las personas, y el abogado Pedro Febre, patrocinará a la viuda de Soria, quien se constituyó como querellante.
Alves y Cepeda llegan en calidad de detenidos al debate, luego que se les dictara la prisión preventiva al momento en que se les formalizó la Investigación Fiscal Preparatoria, tras su detención dos meses y medio después del hecho.

Teoría fiscal.
La Fiscalía sostiene que Cepeda y Alvez durante la tarde del jueves 3 de agosto del año anterior, actuaron en forma conjunta con el objeto de cometer un robo en la zapatería que atendía Soria en un local de la calle 111 entre 10 y 8 de esta ciudad. Sin embargo, la situación se les habría escapado de las manos cuando el joven hirió al zapatero con un arma blanca en forma reiterada en la zona del cuello.
Tras ser atacado, Soria salió a la calle en busca de auxilio pero cayó en el asfalto luego de haber recorrido pocos metros y falleció desangrado en cuestión de minutos. En un principio se pensó que la muerte del hombre se había producido de modo accidental, dado que se suponía que había caído desde una escalera sobre las estanterías de vidrio. Sin embargo, horas más tarde la autopsia reveló que se había tratado de un homicidio. Por ello, a los imputados se los acusa de los delitos de Homicidio Simple y de Robo en grado de tentativa.
Dos meses después de ocurrido el hecho, luego de múltiples allanamientos en Luiggi y en el Barrio Federal de Pico, los investigadores dieron con ambos sospechosos, quienes serán juzgados a partir de hoy.