Inicia el paro de 36 horas y en la provincia se hará sentir

DESDE EL MEDIODIA

Este mediodía comienza el paro de 36 horas convocado por la Central de Trabajadores Argentinos (CTA), el cual coincidirá a partir de la medianoche con el paro de 24 horas convocado por la CGT. El inicio de la primera de las medidas de fuerza coincide con el Día del Empleado de Comercio, en razón de la cual una importante cantidad de comercios y supermercados de la ciudad permanecerán cerrados porque el día es tomado como feriado para los trabajadores del sector.
A diferencia de lo que ocurre en otros distritos, en nuestra provincia, las centrales de trabajadores se unieron para anunciar la medida de fuerza. La CGT Regional Centro Sur, la Mesa Intersindical, CTA T y CTA A lanzaron días atrás la convocatoria al paro con movilización desde las 12 llegando hasta el Centro Cívico de la capital provincial.
El martes, desde las 11 horas, los trabajadores se concentrarán en la plaza San Martín en la esquina de Mitre y Avenida San Martín. Ahí presentarán un documento firmado por todas las centrales y se movilizarán por la ciudad hasta la sede de las reparticiones nacionales de Senasa y Agricultura Familiar en solidaridad con los trabajadores despedidos.

Escuelas.
El impacto más fuerte el paro de la CTA se sentirá en la Educación, puesto que la Utelpa La Pampa decidió plegarse a la medida de fuerza, con lo cual llamó a los docentes provinciales a abandonar sus lugares de trabajo a partir de las 12 de hoy. Las consignas, como en cada paro, son numerosas: paritarias libres y sin techo, reincorporación de los despedidos, contra el G20, contra el FMI y la precarización laboral, contra los recortes en salud y tecnología, contra los tarifazos, contra la destrucción de las pymes y economías regionales, por la derogación de la reforma previsional, contra la represión, contra la dolarización de la economía, contra le ley de presupuesto, contra la armonización de las cajas y por la eliminación del impuesto al salario.
En cuanto al presupuesto, propiamente dicho, Utelpa denunció que su sanción implicará para los pampeanos un aumento aún mayor en las tarifas, la quita de subsidios a los combustibles, el recorte en el financiamiento para salud y educación, el aumento en el Impuesto a las Ganancias y la armonización previsional.

Bancos y transporte.
En el caso de los bancarios, el poderoso gremio que dirige Sergio Palazzo en el ámbito nacional manifestó su adhesión al paro de 24 horas convocado por la CGT, con lo cual, la atención en los bancos no se verá alterada hoy, sino el martes.
Lo mismo ocurrirá con el Sindicato de Camioneros, de Hugo y Pablo Moyano, quienes pararán solo el martes, afectando los servicios de reposición de dinero en los cajeros automáticos y la recolección de residuos y barrido y limpieza entre otros servicios.
La Asociación Tranviaria Automotor, UTA, también parará desde mañana y, en este caso, afectará los servicios de transporte de pasajeros.

Estatales y la UNLPam.
Los otros gremios pampeanos que adhieren al paro de 36 horas son los ligados a la Mesa Intersindical, es decir, los gremios de las distintas ramas de los estatales pampeanos, entre los que se cuentan ATE La Pampa, enrolada en la CTA Autónoma, el Sindicato de Trabajadores Judiciales (Sitraj), los viales provinciales, Obras Sanitarias, municipales, empleados legislativos y trabajadores de la salud, entre otros.
La Universidad Nacional de La Pampa no será ajena a las medidas de fuerza. Más allá de las acciones diseñadas por los gremios de los docentes (ADU) y los no docentes (Apulp), la asamblea de agrupaciones estudiantiles que para anoche había convocado a una olla popular frente al edificio universitario descontaba que finalizada la misma iban a iniciar una nueva toma del edificio central, en Gil 353, de Santa Rosa, situación que derivaría en la parálisis de las actividades para hoy y mañana.

Capital Federal.
La CTA Autónoma de Ricardo Peidro y organizaciones sociales iniciarán hoy las jornadas de protesta nacionales con un acto y piquete en el Puente Pueyrredón, que culminará con una concentración en la Plaza de Mayo.
En la movilización frente a la Casa Rosada confluirán con las columnas de la CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky, y de la CTA Autónoma de Pablo Micheli, que también convocaron a marchar desde las 12 y harán un acto a las 15 acompañados por manifestantes del sindicato de Camioneros de Hugo y Pablo Moyano y otros gremios “duros” de la CGT.
Las organizaciones sindicales y sociales combativas convocaron a un paro nacional “activo” por 36 horas, que comenzará mañana al mediodía y se extenderá todo el martes, cuando se desarrolle la medida de fuerza general convocada por la CGT. Durante una conferencia de prensa ofrecida en la sede de la CTA Autónoma, Peidro anunció un “acto central” el lunes a las 12 en el Puente Pueyrredón, por lo que el tránsito será cortado desde la mañana.
“El 24 haremos un acto central en el Puente Pueyrredón, en Avellaneda con organizaciones sociales como la CCC, la CTEP, Barrios de Pie, el Frente Darío Santillán, la CTD Aníbal Verón y las organizaciones sociales que están en nuestra Central y se organizan en la Fenat. Este paro va a tener un impacto en todo el país con actos, movilizaciones y concentraciones para decirle no al plan económico del Gobierno y al FMI”, enfatizó el dirigente sindical.

Paro nacional.
A su vez, las dos CTA encabezadas por Pablo Micheli y Hugo Yasky, junto con los gremios combativos alineados con Hugo Moyano, realizaron también una conferencia de prensa en la que ratificaron su adhesión a la medida de fuerza de 36 horas, desde el mediodía del lunes y su participación en el acto en Plaza de Mayo que comenzará a las 15 de ese mismo día.
“El lunes 24 a partir de las 12, las dos CTA vamos a iniciar nuestra adhesión a esta medida de fuerza con asambleas y un cese de actividades para concurrir a la marcha que se realiza en Plaza de Mayo a partir de las 15 “, explicó el diputado nacional. El legislador confió en que se registre “un verdadero parazo nacional que le va a estar diciendo al Gobierno de Mauricio Macri basta de ajuste”.
En tanto, Micheli advirtió que la situación “es cada vez más grave”, y subrayó: “Las familias argentinas están en default, no tienen cómo pagar los impuestos ni su alimentación”. (NA)