Internaron a García en el Evita

TEME QUE LE DESARMEN LA CARPA DURANTE SU AUSENCIA

La dramática historia de vida de Sergio García volvió a ser noticia durante las primeras horas del viernes luego de que el vecino, que acampa en la explanada de la Ciudad Judicial desde hace un año y medio -incluso fijó ese sitio como su domicilio- en reclamo de justicia, dejara trascender que debía que ser internado en un establecimiento asistencial de Santa Rosa a razón de una infección en su espalda, la cual sería producto de las horas que pasa sentado en la silla de ruedas. Pese a que esta intervención médica lo tendrá fuera de la que es su casa durante cinco o seis días, el muchacho manifestó su temor de que cuando regrese no encuentre su carpa tal y como la dejó: “espero que respeten mi reclamo”, exclamó Sergio.
La historia de Sergio es conocida. El muchacho quedó incapacitado en el 2011 luego de caer con su motocicleta en una zanja sin señalizar, en el barrio Santa María de las Pampas. Desde ese entonces hasta ahora él mantiene firme su reclamo incansablemente. Lleva ya un año y medio viviendo en Ciudad Judicial y siete largos años esperando a que un día la Justicia y la suerte se pongan, de una vez por todas, de su lado. Los tiempos judiciales han sido para él muy lentos, pero jamás aflojó y no baja los brazos.

Internación.
Con respecto a sus inconvenientes de salud informó que “es algo que nos sucede a quien estamos mucho tiempo en silla de ruedas. Se me lastimó mucho la espalda y se me formó una infección”, dijo ayer en declaraciones a El Aire de la Mañana (Radio Noticias 99.5).
“Esto requiere que me internen. Anoche -por el jueves- ya vinieron médicos a verme”. A raíz de ello García fue internado a media mañana de ayer en el hospital Evita. Sin embargo su miedo no pasa por la internación o por las prácticas que tengan que realizarle, sino que teme porque en su ausencia (deberá estar unos cinco días en el establecimiento) desarmen la carpa que montó en Ciudad Judicial: “mi miedo es que desarmen el lugar que tengo aquí y desde el que estoy hace casi dos años”.
De darse esta situación, de regresar a su casa y hallarla desarmada, el hombre expresó que “la volveré a armar”. Ello demuestra lo que ha hecho hasta ahora. Luchar, a pesar de las adversidades.

Causa.
En cuanto a sus situación judicial, García manifestó que “con respecto a mi causa, me dijeron que ya fue sorteada la jueza y la sala que tiene que tomar la resolución final. Hace más de un año fue la apelación y hace cinco meses que la causa está parada en la Cámara de Apelaciones”, recordó.
-¿Tienen tiempo para resolver tu caso?
-No lo sé. El tiempo de la justicia es espantoso. Hace siete años que la vengo peleando y ahora tendré que ausentarme de acá cinco o seis días para curarme esta lesión de la espalda. Tienen que hacerme análisis para ver la gravedad de la lesión.
-¿Estás asistido o acompañado?
Sí. Estoy con un amigo que se fue hace un rato.
-¿Te duele?
-Es un dolor tremendo en la espalda. Es un absceso muy grande, contra la columna y además tengo fiebre debido a la gran infección, es un tratamiento que no se puede hacer ambulatorio, por eso me internarán.
-¿Tenés obras social que te cubra?
-Sí. PAMI.