Inicio La Pampa Investigan estafas a adultos mayores

Investigan estafas a adultos mayores

EDUARDO CASTEX: ADMITEN DIFICULTADES PARA DAR CON LOS TIMADORES

La Fiscalía de Eduardo Castex investiga dos estafas telefónicas cometidas a adultos mayores, donde los embaucadores lograron apropiarse de 30.000 y 18.000 pesos.
«Hubo dos casos de estafas que damnifican a adultos mayores con el cuento telefónico que
son (trámites) de Anses por la Reparación Histórica, y siempre aparecen otras modalidades donde transmiten que ganaron un auto o dinero, y el modus operandis termina con una transferencia bancaria donde consuman la estafa», relató el fiscal Sebastián Mendiara.
La modalidad de estafas telefónicas se repite en varias localidades y el MPF advirtió a la población pampeana en su sitio web que tengan «plena precaución» y «estén atentos» para «no ser extorsionados».
Además, indicaron que para evitar «este tipo de engaños es recomendable no proporcionar datos personales, de familiares o amigos, direcciones ni datos bancarios o de valores que haya en el hogar».
Recomendaron identificar los números telefónicos y no responder llamados anónimos, y avisar a la policía ante cualquier situación sospechosa. El organismo judicial planteó que los estafadores utilizan «extorsiones variadas», como ser empleados de Anses, o supuestos secuestros o accidentes de un familiar, o comunican que son acreedores de un concurso.

Estafas reiteradas.
El funcionario judicial reconoció que este mecanismo de estafa moviliza sumas económicas muy significativas. «Si bien son estafas de montos chicos, pero realizan muchas operaciones y como la gente no está muy asesorada a veces cae en esta trampa, pero los adultos mayores deben saber que no se deben brindar datos bancarios por teléfono», advirtió.
«Ningún banco u organismo gubernamental va a solicitar por teléfono una transferencia bancaria, o solicitar las contraseñas de las cuentas bancarias por este medio. Y cuando reciben un llamado no deben brindar esa información que es privada, y si ya brindaron esos datos que
concurran a la comisaría o a la fiscalía a radicar la denuncia», destacó.

Dificultades judiciales.
Mendiara reconoció las dificultades que existen en la investigación para poder esclarecer las estafas telefónicas que sufrieron los vecinos castenses. «Desde donde actúan lo podemos
determinar por los números de cuenta bancaria donde se transfiere el dinero, pero tenemos que tomar rápido contacto con los bancos, porque al titular no lo contactas porque usan chips (de celular) temporarios de los cuales se deshacen rápidamente», reconoció.
«En algunos casos se actuó en forma inmediata y se pudo trabar las cuentas (bancarias) para que no dispongan de ese dinero. En estos casos que se registraron en Eduardo Castex pasaron varios días, pero igualmente hemos enviado oficios y hemos realizado gestiones, y las
probabilidades de obtener éxito son casi nulas, porque las personas que se dedican a estas estafas se mueven con mucha rapidez, extraen el dinero rápidamente», admitió Mendiara.
«No podemos brindar la información desde donde realizaron los llamados telefónicos, pero se hacen desde grandes ciudades, como Córdoba o Buenos Aires y también hubo casos desde el sur, porque se van moviendo por distintos puntos del país», concluyó.

Violencia de género.
El fiscal de Eduardo Castex, Alejandro Sebastián Mendiara, reveló que desde la puesta en funcionamiento de la oficina judicial «los casos más frecuentes» donde intervino fueron por violencia de género. «Las causas que mas manejamos son violencia de género y amenazas», destacó Mendiara. E indicó que existe «una coordinación dentro del Poder Judicial y del Ministerio Público Fiscal para actuar en forma rápida para contrastar las situaciones después que se radica la denuncia».