Investigan la muerte de una joven en Villa Tomás Mason

¿SUICIDIO U HOMICIDIO?

Una joven de 22 años fue hallada sin vida en horas de la mañana de ayer en una vivienda de la calle Jujuy al 1100, en el barrio Villa Tomás Mason Norte de Santa Rosa. La mujer, identificada como Flavia Fernández, estaba tendida en el suelo, boca abajo y presentaba heridas en el costado izquierdo de su cuello. Estas habrían sido provocadas por un arma blanca (un cuchillo) que fue hallado en la escena, debajo del cuerpo ensangrentado.
Conocido el hecho autoridades policiales y judiciales iniciaron una investigación para saber los motivos por el cual se produjo su deceso. En un principio se manejó como hipótesis que la chica se había autolesionado; aunque no descartaron la posibilidad de que haya sido víctima de una agresión que terminó con su vida. Por este motivo durante la jornada de ayer declararon familiares de la chica, un vecino y más tarde hubo allanamientos a los fines de hallar un teléfono celular.
El hecho se encuentra en etapa de investigación y en él intervinieron efectivos de la Seccional Segunda, la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional I (URI) y la Policía Científica. En representación del Ministerio Público Fiscal tomaron intervención las fiscales María Cecilia Martiní y Selva Paggi -de la Fiscalía de Delitos Contra las Personas- y Walter Martos -fiscal que investiga hechos que impliquen Violencia Familiar y de Género-. Al lugar de los hechos asistieron también el jefe de la Policía de La Pampa, comisario (R) Roberto Ayala y el comisario Luis Blanco, a cargo de la URI.
La autopsia correspondiente fue efectuada pasadas las 18.30 por el médico forense, Juan Carlos Toulouse. La diligencia insumió tres horas, luego de las cuales no se logró determinar fehacientemente si se trató de una autolesión o de un homicidio.
Fuentes vinculadas a la investigación aseguraron a LA ARENA que del trabajo forense se pudo determinar que la causa de la muerte fue el profuso sangrado que provocó la herida cortante en el cuello. Ese corte aparentaría ser autoprovocado, pero lo que desconcierta a los investigadores y al forense son otras lesiones que la joven tenía en el rostro, como un hematoma en uno de sus ojos que, según la autopsia, habría sido provocado por otra persona.
El corte a la altura de la yugular habría sido precedido por otros cuatro puntazos que no tuvieron la suficiente profundidad para provocar el sangrado, como ocurrió con el quinto. Tanto la Policía como las fiscalas y el fiscal guardaban anoche un gran hermetismo en torno de la investigación. Se supo que el o los allanamientos se realizaron en el barrio Santa María de La Pampa, aunque se desconoce el resultado. Al cierre de esta edición, no se habían producido detenciones vinculadas al hecho.