miércoles, 23 octubre 2019
Inicio La Pampa Jardines abandonados

Jardines abandonados

El gobierno nacional se comprometió ayer a enviar a la provincia de La Pampa los fondos para finalizar las obras de los cuatro jardines de infantes que había prometido en 2016. Se trata de las edificaciones que quedaron inconclusas en Ingeniero Luiggi y Winifreda y las que nunca comenzaron en Santa Rosa y General Pico. Las cuatro iban a ser construidas por Nación pero finalmente será el gobierno provincial, con fondos nacionales, quien las finalizará.
Ayer, desde la Agencia Pampeana de Noticias se informó que la ministra de Educación, María Cristina Garello, y el ministro de Educación, Cultura y Ciencia y Tecnología, Alejandro Finocchiaro, habían firmado el Acta Acuerdo para la conclusión de los jardines de infantes de las cuatro ciudades. Las rúbricas fueron estampadas durante una reunión que ambos ministros mantuvieron al mediodía en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

«Hacernos cargo».
En su discurso ante la Legislatura, la semana pasada, el gobernador Carlos Verna había anticipado que los jardines de infantes anunciados en abril de 2016 por el gobierno nacional iban a concluirse desde la provincia. «Hemos tomado la decisión de hacernos cargo de los mismos, para lo cual iniciamos conversaciones con la Unidad Ejecutora Nacional para acordar acciones que serán plasmadas en un convenio entre la Provincia y la Nación», había expresado el mandatario.
Ayer, Nación y Provincia acordaron que esta última efectuará la convocatoria. «La contratación de las obras se realizará conforme a la normativa provincial vigente en la materia. La Provincia informará a la Nación el procedimiento seleccionado una vez definido y la normativa provincial aplicable», se informó.
«Una vez finalizadas las obras con acta de recepción provisoria por parte de la Provincia, y los procedimientos administrativos de la Nación, esta última le transferirá a la Provincia la posesión de las mismas», se agregó.

54 millones.
Desde la Casa Rosada, a través de un parte de prensa, afirmaron que el presupuesto estimado para concluir las obras, que generarán 600 nuevas vacantes, era de 53.769.409,67 pesos. Además del financiamiento, Nación se comprometió a brindar el asesoramiento técnico para las obras.
«Lo importante es que tenemos la firme convicción de culminar las obras que empezamos, por eso la Nación garantiza la totalidad del financiamiento para la culminación de estos cuatro jardines en La Pampa», dijo Finocchiaro. «Estamos traspasando las obras para utilizar el mismo procedimiento que con el resto de las obras educativas en la provincia, que cuentan con financiamiento nacional pero la ejecución es provincial», agregó.
Las obras habían sido anunciadas hace tres años, cuando el presidente Mauricio Macri, en el inicio de su gestión, visitó la ciudad norteña de Ingeniero Luiggi. En esa oportunidad, el mandatario lanzó un plan para la construcción de tres mil jardines de infantes en todo el país, promesa que aun no cumplió.

Fondos frenados
Durante su estadía en Buenos Aires, Garello se reunió también con el Jefe de Gabinete y el Contador General del Ministerio de Educación de Nación. La ministra les expresó su preocupación por el retraso en el pago de certificados de obras menores, que Nación financia en La Pampa.
En diálogo con Radio Noticias, la ministra recordó que el Plan 3.000 Jardines que anunció Macri luego se reconvirtió a 3.000 aulas. Por lo tanto, con fondos de Nación, en la provincia se están ampliando jardines de infantes y escuelas, a los que se agregan aulas. Esas obras, que las realizan empresas pequeñas, se frenan cuando Nación no paga los certificados porque esas constructoras no tienen capacidad financiera para aguantar la demora en los pagos.
«Los fondos en su momento llegaban regularmente, pero ahora no es así porque el ministerio de Economía de la Nación debe autorizar todas las erogaciones. Lo que me preocupa es que Educación no puede planificar cuándo mandan los fondos, y esto nos complica la planificación a nosotros y a las empresas», lamentó.
Garello aseguró que en su visita logró destrabar algunos pagos, pero sigue sin contar con un cronograma organizado que permita planificar.