Jornaleros de Eduardo Castex piden el pase a planta

PIQUETE FRENTE AL MUNICIPIO

Una docena de trabajadores jornalizados de la Municipalidad de Eduardo Castex y dirigentes del gremio Asociación Trabajadores del Estado (ATE) incendiaron gomas y cortaron el tránsito frente al edificio comunal local, para hacer público el reclamo de pase a planta permanente de personal que se desempeña en el Centro de Desarrollo Infantil (CDI) “José Jaramillo”, la huerta municipal y el cementerio local.
“Nosotros habíamos acordado con el intendente (Darío Balsa) y el secretario (de Gobierno local, Julio Rodríguez) las medidas que íbamos a tomar. El miércoles los delegados de los distintos sectores fuimos convocados a una reunión, donde el intendente nos dijo que iban a otorgar dos contratos por sector, pero no iban a negociar con los dirigentes gremiales”, reconoció la trabajadora del CDI “José Jaramillo”, Alejandra Gómez.

“No firmamos”.
Las fuentes consultadas por esta corresponsalía en el edificio de la calle Padre Durando fueron terminantes: “Nosotros no vamos a hipotecar el municipio, ni vamos a comprometer la gestión del próximo intendente”. “Ofrecemos lo que está a nuestro alcance, no podemos tomar un compromiso a futuro que condicionará al próximo mandatario comunal. Otorgamos dos contratos por cada sector municipal, pero los dirigentes del gremio quieren elegir los trabajadores y que firmemos un compromiso que de ahora en adelante, cada seis meses, se contratarán nuevos trabajadores”, explicaron. “Eso no firmamos, bajo ningún punto de vista”, ratificaron los voceros.
Los funcionarios municipales revelaron que los jornaleros cobraron aguinaldo y un bono de 4 mil pesos en dos cuotas. “Eso no lo dijeron en ninguna declaración periodística, y no se cuántas municipales le dieron ese beneficio a los trabajadores jornalizados”, destacaron.
“La gestión hace todos los esfuerzos posibles, pero no podemos subir más las tasas municipales para ceder al reclamo de los gremios”, enfatizaron en los pasillos del edificio comunal.

“Prefieren cobrar en negro”.
Ayer el reclamo de los jornaleros comunales sorprendió a los vecinos de esta localidad. Sobre las 11 horas arribaron al cruce de calle Padre Durando y avenida Independencia, el subcomisario Darío Martínez -a cargo por estos días de la comisaría departamental local- y el fiscal Sebastián Mendiara para solicitar que se manifestaron, pero no generaran “inconvenientes al resto de los vecinos”.
Dirigentes de ATE de Santa Rosa amenazaron que iban a movilizar a grupos femenistas y activistas santarroseños, para ir incrementando la protesta.
La delegada local Alejandra Gómez reconoció que en diciembre los jornaleros cobraron “por primera vez un aguinaldo” proporcional al salario. Y explicó que quedaron solamente reclamando los jornalizados de tres áreas municipales, porque “hay sectores que no quieren los contratos laborales, porque ganan más dinero cobrando en negro”.
“Y así quedamos el Centro de Desarrollo Infantil ‘José Jaramillo’, el cementerio y la huerta municipal, pero el corralón y limpieza se retiraron de las negociaciones”, admitieron.

¿Una protesta política?
Una dirigenta del consejo directivo de la gremio de la ATE relató que los jornalizados castenses -el viernes- resolvieron comenzar “el estado de asamblea permanente” y se comunicó la medida a la Subsecretaría de Trabajo de La Pampa para “darle cobertura a los trabajadores”.
Desde el gremio acusan al intendente local, Darío Balsa, porque “tiene mala predisposición” con los dirigentes del gremio ATE. Las diferencias comenzaron -meses atrás- cuando desde ATE denunciaron en una manifestación en Santa Rosa, que la comuna castense iba a despedir 120 jornaleros. Ese “anuncio” gremial nunca se concretó.
También la dirigenta santarroseña acusó a la directora del CDI “Jose Jaramillo”, Carina Robles, de maltrato laboral. “Es una maltratadora que sigue en su puesto y con las mismas actitudes”, dijo la entrevistada, quien utilizó un tono vehemente y confrontativo con la prensa. “Nunca me sentí maltratada, pero algunas compañeras se sienten agraviadas o ignoradas porque nos sumamos al gremio”, desmintió la trabajadora local Alejandra Gómez.
-Es llamativo que hagan una manifestación de estas características a solo veinte días de las elecciones internas, le planteó el cronista de LA ARENA a la dirigenta capitalina.
-No respondo (políticamente) a nadie. No conozco las finanzas municipales porque el intendente nunca se reunió con nosotros para plantearnos la situación municipal. Nosotros pretendemos que pase la mayor cantidad de trabajadores a planta permanente, comenzando por los más antiguos. Y que no tomen más trabajadores en negro, porque sino siempre estaremos en la misma situación.