Juicio a conductor imprudente

LESIONES GRAVES POR ACCIDENTE DE TRANSITO EN LA RUTA 152

(General Acha) – Un Bora transitaba por la ruta nacional 152 en sentido oeste-este. A la altura del kilómetro 22, intentó superar un vehículo que le precedía sin cerciorarse previamente que en sentido contrario circulaba por su mano un Fiat Uno. Esta maniobra generó que colisionaran frontalmente en la banquina. Debido a la imprudencia, negligencia y/o impericia del conductor que efectuó la maniobra, el hombre que manejaba el Fiat sufrió lesiones de carácter graves.
A partir del trabajo de investigación desarrollado por el ministerio público fiscal de General Acha, se pudo determinar que el imputado realizó una maniobra de sobrepaso en un lugar donde la visibilidad era sumamente reducida por la existencia de una loma. Esto no le permitió advertir la presencia del automotor que venía en sentido contrario por su mano correspondiente. Más allá que intentó una maniobra evasiva, tampoco resultó tal, produciéndose la colisión de frente en la banquina.

Normativa.
Desde la fiscalía se sostuvo que el hombre no cumplió así con las previsiones de la Ley Nacional de tránsito 24449. Particularmente con lo que establece en el artículo 42: “El adelantamiento a otro vehículo debe hacerse por la izquierda conforme las siguientes reglas: a) El que sobrepase debe constatar previamente que a su izquierda la vía esté libre en una distancia suficiente para evitar todo riesgo, y que ningún conductor que le sigue lo esté a su vez sobrepasando; b) Debe tener la visibilidad suficiente y no iniciar la maniobra si se aproxima a una encrucijada, curva, puente, cima de la vía o lugar peligroso”.

Peligro.
En consecuencia debe considerarse que el conductor del Volskwagen Bora no obró conforme a esa norma, constatando que a su izquierda la vía estuviera libre para adelantarse. En esas circunstancias, maniobró sin tener la visibilidad suficiente para el sobrepaso en el momento que se aproximaba a una cima de la ruta que tornaba peligroso. Seguidamente se ubicó de frente al Fiat Uno, cuyo conductor realizó la correcta maniobra de retirarse hacia su banquina derecha. A pesar de su intento, ambos vehículos colisionaron de frente.
El debate estuvo a cargo del Juez de Audiencia Carlos Alberto Besi, quien confirmó la calificación legal sugerida por el fiscal interviniente Juan Bautista Méndez. Se trata de lesiones graves culposas, causadas por la conducción antirreglamentaria de un vehículo automotor. El defensor del acusado que provocó el siniestro es el abogado particular Agustín Daniel Álvarez Matteazzi, informó la fiscalía.