Justicia “expres”: detenidos a la mañana y a la tarde ya eran formalizados

Dos personas fueron detenidas ayer al mediodía y están imputadas de haber sido los autores de un robo a una vivienda del barrio Villa del Busto de Santa Rosa. Los delincuentes barretearon la puerta de ingreso al inmueble, sustrajeron alhajas y elementos personales de los moradores y emprendieron una fuga. Sin embargo no contaron con la presencia de un motorista del Comando Radioeléctrico y de un vecino que observaron la situación y denunciaron lo ocurrido. Al lugar arribaron velozmente policías de la Seccional Segunda y de la Brigada de Investigaciones que, tras una persecución lograron arrestarlos. Con todos los elementos probatorios a la mano, el fiscal Facundo Bon Dergham, de Delitos Contra la Propiedad, los acusó formalmente algunas horas más tarde. De esta manera consiguió que el juez de audiencia, Carlos Besi, dispusiera la detención preventiva de los imputados hasta que concluya el proceso. Ello será dentro de diez días, cuando se lleve a cabo el Juicio Directo.
El caso es de los denominados “Justicia Express”, y ocurre cuando el representante del Ministerio Público Fiscal logra -gracias a las pruebas que recaba la Policía- presentarle al juez todo aquello que incrimina a los acusados.

Robo.
De acuerdo a los datos a los cuales accedió LA ARENA, el robo ocurrió cerca de las 11 horas de la mañana del viernes cuando dos hombres, empleando una barreta, reventaron la puerta de una casa situada en la intersección de las calles Catamarca y Formosa. Los delincuentes utilizaban guantes y al entrar pudieron hacerse con algunas joyas y elementos personales de los propietarios de la vivienda.
Una vez que tomaron lo que pudieron emprendieron una fuga que no duró mucho, gracias a que el hecho fue observado de cerca por un policía motorizado del EOM, y por un vecino. Ambos dieron aviso a la Policía; y de inmediato llegaron efectivos de la Segunda y la Brigada que, en una pequeña persecución, impidieron que los delincuentes escaparan.
Ahí mismo los individualizaron. Se trataba de dos hombres de 32 y 25 años; el primero con antecedentes penales y con una pena en suspenso por un delito de similares características; por lo que gozaba de libertad condicional. Tras la aprehensión fueron alojados en la Alcaidía de esta ciudad.

Formalizados.
Al haber sido atrapados in fraganti y con los elementos incriminatorios en su poder, el fiscal interviniente presentó el caso ante el juez y los acusó formalmente. En base a las pruebas, el letrado hizo uso del proceso rápido y ágil que otorga la “ley de flagrancia”, y los detenidos será enjuiciados de forma directa dentro de diez días. Los imputados enfrentan penas que van de un mes a seis años de prisión.