Justicia Federal investiga a fiscal “trucha”

El fiscal federal de Santa Rosa, Leonel Gómez Barbella, tiene a su cargo la investigación contra Gloria Marcela Quinteros, acusada del delito de usurpación de autoridad, título y honores por haberse presentado ante la prensa como fiscal federal de General Pico.
La causa fue iniciada por el fiscal general Armando Agüero pero luego quedó en manos del fuero federal y en el requerimiento de instrucción, el fiscal pidió ahora que se le tome declaración indagatoria a la acusada.
Entre otras medidas solicitadas al juez federal, según fuentes de los tribunales federales, solicitó además que se determine el paradero de Quinteros y se proceda a secuestrar la documentación exhibida presumiblemente apócrifa.
La mujer podría ser acusada provisoriamente por los delitos de uso de documento público falso y ejercicio de actos de una profesión sin título o autorización.
Quinteros está acusada ante la justicia de haber exhibido documentación apócrifa “con el objeto de usurpar la calidad de Fiscal Federal” el 28 de septiembre, cuando se presentó como tal ante un grupo de vecinos y vecinas que se manifestaban frente al municipio piquense, y ante la prensa brindando entrevistas indicando tener dicho cargo.
En los inicios de la pesquisa, se trasladó a Quinteros a la Comisaría Primera de Pico. Luego, la Policía la llevó a su domicilio donde mostró documentación como “Certificado de Logro” y “Certificado por haber completado de forma sobresaliente su carrera universitaria”.
Por ello, se dio intervención a la Fiscalía de Delitos Económicos y Delitos contra la Administración Pública de la Segunda Circunscripción Judicial, y el juez de Control ordenó el allanamiento de la vivienda de la acusada.
El objetivo era secuestrar títulos universitarios, certificados de logro, así como todo tipo de documentación vinculada al ejercicio de cargos en el estado que involucre a Quinteros, aunque la mujer no estaba en el lugar ni los elementos objeto de decomiso.
Agüero giró el expediente y la investigación a la Fiscalía Federal, al considerar que en los documentos exhibidos por la nombrada presentaba firmas atribuidas a jueces federales, posiblemente falsificadas.