“Kuky” arribó a Lima

CAMINANTE RECORRIO MAS DE 12 MIL KILOMETROS

El raidista chubutense Martín Echegaray Davies está Lima, capital de Perú. El caminante, que pretende unir Tierra del Fuego con Alaska, mantiene intacto su ritmo de marcha y ya recorrió casi la mitad de su plan de viaje. “Kuky” partió de Ushuaia el 31 de octubre pasado, en febrero pasó por La Pampa, y su meta es un pueblito denominado Tok, en el estado norteamericano de Alaska.
De acuerdo a su plan de viaje primero unió las capitales de las 23 provincias argentinas, como había prometido. El 22 de septiembre Kuky ingresó a Bolivia por La Quiaca, hasta allí había recorrido 9.783 por Argentina. En su derrotero bordeó el famoso salar de Uyuni, pasó por Oruro y el 13 de octubre llegó a La Paz.
De la capital boliviana bajó hacia el océano Pacífico orillando el mítico lago Titicaca. Su derrotero lo llevó por otras dos ciudades históricas como lo son Nazca e Ica, y el 22 de noviembre arribó a Lima, la capital peruana, marcando el record de haber caminado, traccionando su carricatre, 12.144 kilómetros.
En esta ciudad Kuky está descansando de una agotadora marcha que incluyó la influencia negativa de la altura. Por supuesto que asentó su paso en su libro de bitácora donde María Mercedes Arbasetti Sanz, la cónsul general adjunta, lo avaló con su firma.
También intentaba reparar su “carricatre pilchero”. En su andar por Bolivia y Perú el implemento de arrastre sufrió desperfectos que lo obligaron a “arreglarlo con hierros de construcción y alambre”.

Admiradores.
En su camino sigue cosechando admiradores y amigos por cada ciudad donde pasa. Los motoqueros son incondicionales colaboradores. Uno de ellos, Lalo Michel, que viaja de México a Argentina, ya le ofreció alojamiento: “en mi país serás bien recibido, te espero en mi casa en Guadalajara”, le dijo.
Martín Echegaray Davies aún no había resuelto cuando continuaría su viaje. Sin embargo en su muro de Facebook publicó un mapa en el que señala que su idea es seguir el camino costero por el cual ingresar a Ecuador.