La Adela: despiden a salineros de la zona

LA EMPRESA "EL PROGRESO" FUE ECHANDO "POR GOTEO" ALREDEDOR DE 40 TRABAJADORES

Alrededor de 40 trabajadores de la empresa salinera “El Progreso”, con sede en la localidad ribereña de La Adela, han sido despedidos en los últimos tiempos. Gastón Orellana, secretario general de La Unión Salinera Argentina -oriundo de Macachín-, confirmó la información, y manifestó su sorpresa por el extraño comportamiento de la firma, que hace poco más de dos años comenzó con las cesantías.
-¿Confirma que hay trabajadores salineros despedidos en La Adela?
-Sí, es así. He charlado en las últimas horas como al pasar, porque no estoy en La Pampa, trabajo prácticamente todo el tiempo en Buenos Aires. Pero la realidad de la situación es esa: es cierto que casi 40 trabajadores están siendo despedidos de “El Progreso”. Es una historia que viene de hace unos dos años y medio.
-¿De quién es la empresa?
-La Compañía industrial “El Progreso”, está ubicada en La Adela provincia de La Pampa, y el dueño es un japonés, Mario Yasumitsu. Es una de las empresas salineras de la zona, junto con la de Anzoátegui, la de Bunge, y otras dos. En total son cinco salinas las que hay; aunque ahora podemos decir cuatro y medio porque en “El Progreso” deben quedar cuatro o cinco trabajadores.
-Los que fueron despedidos trabajaban directamente en la salina…
-Sí, sí, el dueño quería acomodar el depósito grande, y llevar la planta de lo que es yacimiento a lo que es la ruta 22 al frente de la estación de servicio, en La Adela. Ahí querían llevar la planta, pero después vino todo mal, y se volvieron al yacimiento y ahí empezaron a andar mal las cosas.
-¿Y qué fue lo que sucedió?
-Técnicamente no sé qué le ha pasado a esta gente. Intervino el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, en algún momento, porque la querían cerrar hace dos o tres años. Yo tuve una reunión con el ministro, él intervino y le iban a sacar al japonés la concesión. Si cerraba la empresa le iban a sacar la concesión del yacimiento que explota en la provincia de La Pampa.
-¿Cuál es el trabajo que hace “El Progreso” en la salina?
-Sacan la sal y la venden a granel para que otras empresas la elaboren… Hacen la cosecha, la acopian y la venden en bolsas, bolsas comunes…
-¿Usted cree que es un problema de la empresa, no del sector salinero?
-No es del sector salinero, sino en particular de esa empresa; pero nunca nos dio un detalle. Hemos tenido 250 mil reuniones de trabajo (sic), con el gremio también, pero no podemos entender cuál es su situación. Porque mantener los trabajadores por tanto tiempo, prácticamente sin hacer nada pagándoles el sueldo igual… porque los fueron despidiendo poquito a poquito cada vez más, cada vez más…
Entonces no sabemos cuál es la idea del empresario. Según el ministro Moralejo el empresario japonés no cerró porque le sacaba la concesión. Pero ya digo, quedan muy poquitos: dije cuatro o cinco, pero en realidad serían siete trabajadores que quedan.
-Fueron despidos por goteo…
-Algo así. Algo progresivo, lo quería hacer hace 2 años y medio, quería prácticamente cerrar y dejar 2 o 3 personas; y si lo hizo progresivo fue por la intervención del gobierno de la provincia de La Pampa.
-¿Las otras salinas no tienen problemas?
-No, en ese sentido tengo que decir que no.
-¿Sabe si le han pagado la indemnización a esta gente?
-Han arreglado… le vienen pagando dentro de los acuerdos. Porque por ejemplo echaron dos delegados gremiales, pero acordaron ellos y se fueron.
-¿Cuántos trabajadores salineros hay en nuestra provincia?
-Son alrededor de 800 que se encuadran dentro de nuestro convenio en toda la provincia de La Pampa. En ese sector de cinco empresas cercano a La Adela deben haber quedado, después del despido de estos 40, unos 120 salineros.
-¿Las personas despedidas tienen alguna posibilidad de insertarse en otras salinas de la zona?
-Si, algunos ya estaban trabajando… esa es la parte que no entiendo, porque la empresa “El Progreso” las mantenía igual. Esa parte no lo voy a entender nunca…
-¿Usted qué infiere?, ¿qué está suponiendo?
-Creo que quieren hacer otro negocio con lo que es el yacimiento, por eso tarde o temprano me voy a tener que juntar con los funcionarios de la provincia. Para mí quieren hacer algo con la parte del yacimiento donde tienen la concesión, se me ocurre eso. Porque no tiene sentido, no hay explicación…

El salinero, un sector postergado
Gastón Orellana, el dirigente gremial que desde la localidad de Macachín llegó a la conducción de la Unión Obrera Salinera Argentina, fue trabajador por 30 años en la Compañía Introductora “Dos Anclas”.
Ahora, en su condición de sindicalista -único pampeano por ahora que dirige un gremio a nivel nacional (el año próximo se sumará Jorge Kalinger en Sadop, Sindicato de Docentes Privados)-, sostuvo que “una de las cosas importantes” por la que “siempre vengo luchando, contra cualquier gobierno de que se trate, está referido a la marginación del trabajador salinero. Es un sector muy marginado”, definió.
Preguntado para que sea más preciso indicó que lo decía “por las condiciones de trabajo, que no han cambiando en años, y por lo que se paga. Es un trabajo que no está bien remunerado comparando con otras actividades”, reprochó.