LA ARENA relata el festejo argentino en San Petesburgo

Marcos Rojo está en todos los comentarios, en todas las fotos, y en todos los artículos. Está en el ojo de la opinión pública al convertirse en el autor del 2 a 1 frente a Nigeria a los 86 minutos del segundo tiempo: un gol agónico que le dio el pase a la Selección Nacional a los octavos de final.

El Estadio Zenit Arena de San Petesburgo fue una verdadera fiesta pintada de celeste y blanco tras la alegría de la clasificación. Y Allí estuvo el periodista pampeano, Fabricio Coller, quien pudo retractar los segundos posteriores al estallido de la locura argentina.

“La Argentina finalmente llegó a los octavos de final de la Copa del Mundo sufriendo y ganándole sobre la hora a Nigeria con un gol de Marcos Rojo: ahora queda Francia, a dos mil kilómetros de aquí”, dijo Fabricio.

Amplió que “cuando nada hacía prever que Nigeria iba a empatar llegó el penal de Javier Mascherano para igualar el partido y quedar afuera del Mundial: pero faltando cinco minutos para el final, llega Marcos Rojo para darnos la victoria”.

Coller dijo que el partido con Francia será “durísimo” pero lo importante fue clasificar tras un duro comienzo.