La CEW tomará un crédito para la fábrica de columnas

WINIFREDA: VECINOS CUESTIONAN SU UBICACION

La entidad solidaria de Winifreda invertirá la millonaria suma en la compra de equipamiento para poner en funcionamiento su futura fábrica de columnas. Su ubicación dentro del radio urbano fue cuestionada por algunos de los presentes en la reunión porque se encontrará a 20 metros de sus viviendas, a 100 metros del hospital y a 400 metros de la plaza central del pueblo. Un usuario reveló que solicitó tener acceso al estudio de impacto de ambiental y “nunca” se lo mostraron. Los defensores del emprendimiento, entre ellos la intendenta y consejera de la CEW Adriana García, sostuvieron que representará una genuina fuente laboral.
Acompañado en la mesa cabecera por integrantes del Consejo de Administración, el gerente Hernán Camps, repasó que la cooperativa tiene un expediente abierto desde 2016 en la Subsecretaría de Industria del Ministerio de la Producción y debía cumplir una serie de requisitos, entre ellos, incluir en su objeto social la fabricación de columnas de hormigón.
La reforma estatutaria fue aprobada en una asamblea anterior y posteriormente por el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social. Y después habilitar otra asamblea para el tratamiento de la toma del financiamiento y el otorgamiento de los avales necesarios para garantizar su devolución.
El préstamo que se ha acordado es proveniente de la Ley 2870 de Promoción Económica, tiene dos años de gracia y un plazo de devolución de 10 años con tasa variable supeditada a la situación económica del país. “Hoy sería del 35% anual, menos que la inflación”, dijo y acotó que la devolución del capital comenzará cuando el proyecto “esté en marcha”.

Equipamiento.
La compra de “equipamiento de última generación” junto con la capacitación del recurso humano y la obra civil demandará $10 millones. “El financiamiento ni bien sea aprobado se va a destinar de modo instantáneo para certificar esa inversión”, anticipó.
“El proyecto totaliza $18 millones, la entidad ya erogó $3,5 millones en la instalación del galpón, portón delantero, adquisición de una pala hidráulica, estudio de impacto ambiental, mercado económico, para que el expediente llegara a su aprobación final. El resto se solventará con un crédito del Compre Pampeano”, agregó.
La producción central será la fabricación de columnas de hormigón para líneas de media y alta tensión con moldes extensibles y hormigón de alta calidad para obras civiles particulares. “Cooperativas hermanas que desde hace mucho tiempo están produciendo estos productos con normas IRAM me decían que es muy bueno que se pueda contar con otra fábrica para potenciar la producción pampeana e impedir el avance de ciertos proveedores que vienen de otras provincias con columnas certificadas con otras normas a veces mejores pero muchas otras de peor calidad. Eso genera inseguridad en el servicio porque estamos poniendo materiales que no son los normalizados. Además, nos han dado todo su apoyo para que podamos llevar adelante nuestro proyecto”, remarcó.
“Ha llevado mucho tiempo de debate interno, pero finalmente estamos dando los pasos finales para materializarlo. El sueño de tener una fábrica en el pueblo siempre lo hemos tenido los que nacimos acá y peinas canas”, continuó.

Cruces.
La vecina Graciela Goby, felicitó por la iniciativa. “Hace años que no se generan fuentes laborales, tan importantes para la gente de la localidad”, dijo. “Espectacular”, definió al emprendimiento la intendenta Adriana García. “Esto va a generar trabajo en el pueblo, es hora de concretarlo, quizás no sean los mejores tiempos, quién sabe cuándo vendrán”, acotó.
El vecino Ariel Platner, planteó que “nadie está en contra” de la fábrica “eso sería totalmente descabezado”. “Estoy totalmente en desacuerdo, y te lo he hecho saber a vos (señaló al gerente Camps) en más de una oportunidad, en la ubicación: a una cuadra del hospital, el sentido común me dice que no debería estar ahí. Para mí es troncar el crecimiento del pueblo, por eso pido que se revea. He pedido el estudio de impacto ambiental, nunca lo pudieron encontrar”, expuso.
La casa de la vecina Atrael Villafañe estará a metros de la fábrica, por eso preguntó “qué va a pasar con los ruidos y con las vibraciones”. Le respondieron que se despreocupe porque la máquina central tendrá un “motorcito pequeño” con nulo impacto en las paredes de los inmuebles linderos. “Vos pondrías la fábrica al lado de tu casa”, le preguntó Platner a Camps y Villafañe indagó “por qué no se instala en el parque industrial”. Camps le respondió que ese lugar no cuenta con gas natural, “insumo indispensable para el fraguado del cemento”.
El usuario rural Miguel Baretta tras apoyar la obra planteó pasar a un cuarto intermedio para convocar “a todos los asociados” dado que “mucha gente” no tenía conocimiento de la asamblea. “Somos muy pocos para tomar esta decisión de endeudar a la CEW en más de $10 millones, no se apuren a levantar la mano”, pidió. Como su moción no fue aceptada se retiró del salón diciendo “no voy a ser responsable del endeudamiento”.
El estudiante de cooperativismo Franco Barrabasqui, preguntó “cómo está financieramente la cooperativa para afrontar una deuda de $12 millones con un 35% de interés anual sobre su patrimonio neto que es de $13 millones, según el último balance”. Camps respondió: “Tenemos posibilidades de hacerlo, por supuesto sería más cómodo no hacer nada”.
Un hombre exclamó: “Tengo una familia y necesito trabajar”. Finalmente el tema fue votado por mayoría y a mano alzada. “Le dimos un cheque en blanco al gobierno”, dijo Barrabasqui con respecto a las garantías.

Una asamblea politizada
La asamblea extraordinaria de la CEW contó con una fuerte presencia política del Partido Justicialista (PJ) dado que estaban presentes la casi totalidad de los funcionarios municipales incluso empleados comunales.
Participaron además de la intendenta de la localidad, Adriana García, la secretaria de Cultura, Claudia Visbeek, y la empleada del sector, Claudia Sorba, esposa de un consejero; el secretario de Acción Social y consejero de la entidad, Sergio Bellendir y el arquitecto municipal, Ezequiel Llanos.
También asistieron a la reunión de la cooperativa eléctrica la jueza de Faltas, María Elena Vara, quien fue elegida para firmar el libro de actas junto con Franco Barrabasqui, candidato a concejal por la Unión Cívica Radical (UCR) para las elecciones de mayo venidero.