“La CGT debe convocar a plan de lucha”

LOS PADRONES DE LOS GREMIOS SE CAEN PORQUE LOS AFILIADOS NO TIENEN TRABAJO

“Decimos lo que venimos opinando desde hace un tiempo: que la CGT debe tener una conducción unificada, con un solo secretario general que establezca reglas claras, que tenga una postura concreta frente a las políticas nacionales”, dijo Luis Faggiani, titular de la Regional La Pampa de la central obrera. El dirigente, en diálogo con LA ARENA alertó que algunos gremios tienen problemas porque las afiliaciones “se caen porque se caen puestos de trabajo”.
-¿Qué está pasando en la CGT?
-En el consejo directivo el otro día finalmente se resolvió continuar con el triunvirato. Si bien hay algunos compañeros que han planteado cosas distintas… días atrás escuché unas declaraciones de Pablo Moyano que iban a formar otra CGT, pero después dijo que iban a formar un grupo para el 22 de agosto para el 2019 o para el 2020.
-¿Y qué desenlace puede tener esto más adelante?
-Me parece que este grupo que se estaba armando, si bien conversan y demás yo creo que todo el mundo se va ir encolumnando y haciendo presión sobre el triunvirato. Esto, el triunvirato, ha sido una conveniencia de todos, que incluso se conversó con gente que está por fuera de los actuales tres secretarios generales.
-¿Cuál es la posición de ustedes?
-Nosotros particularmente, como Regional, seguimos sosteniendo lo que habíamos pensado desde el comienzo: que nos parece que la CGT debiera tener una conducción unificada, con un solo secretario general que establezca reglas claras, que tenga una postura concreta frente a las políticas nacionales.
-¿Ustedes a quién responden?
-Nosotros estamos en la CGT, no tenemos otro lugar, estamos alineados con el consejo de la CGT como corresponde que sea. Porque en realidad las delegaciones de la CGT son eso, son delegaciones, y si alguien no está de acuerdo puede ser intervenido y ahí se termina el asunto. Y no queremos eso, decimos lo que nos parece en las reuniones que nos invitan, y sino mandamos por escrito lo que nos parece a los secretarios generales.
-¿La regional quiénes la integran?
-Somos 40 gremios. Los que están afuera son Comercio, Camioneros, UTA y Taxis. Sin embargo conversamos con ellos, con todos… De hecho hicimos el almuerzo del Día del Trabajador y todos estaban presentes. Orgánicamente no forman parte de la conducción, pero claramente tenemos diálogo con los compañeros.
-¿Que están preparando, están en asamblea permanente?
-Estamos en diálogo permanente entre nosotros, viendo qué pasa, qué sucede con el tema de las paritarias. También analizamos que si bien en nuestra provincia hay despidos no tenemos las crisis que están sucediendo en otros lugares, que son muy serias.
-¿Los gremios pueden sostener sus afiliaciones?
-El otro día conversaba con Antonio Caló (dirigente de la UOM) y me decía que de 230 mil afiliados ahora tienen 199 mil, pero los padrones en general en todos los lugares se caen. Se caen porque la gente no tiene trabajo y se va seguir agravando. Cuando a fin de año dejen sin efecto muchos contratos, por ejemplo con la universidad, es gente que va a dejar de cobrar. Y son alrededor de 6.000 contratos con las universidades.
-¿Y cómo se enfrenta eso?
-Nosotros vamos a ejercer las presiones que tengamos que hacer. Es cierto que la realidad de los pampeanos no es la misma que la de otros lugares. Acá hay contratos pero no nacionales.
-¿Y qué lectura hace del posicionamiento del gobierno provincial?
-El gobierno provincial en cambio ha sido claro en su posición, no quiere ajuste, a dicho que no le parece bien el acuerdo con el FMI apretando a los que menos tienen… hay que tener en cuenta que el ajuste para el año que viene van a ser 300 mil millones de pesos, es mucho más de lo fue en el 2018, entonces esta realidad va ser muy terrible para las provincias, porque incluso se van a suspender las obras públicas.
-¿Habrá medidas de fuerza?
-Estamos reclamando que la CGT tenga una postura más enérgica frente a esto, pero aún no se dispusieron medidas de fuerza. Pero hay que convocar a un plan de lucha de la CGT, claro y concreto: en esta semana vamos hacer esto, dentro de un mes vamos hacer tal cosa… tenemos que contar con algún mecanismo que permita unir a los argentinos frente a las políticas que este gobierno está llevando adelante en perjuicio de los trabajadores. Para cerrar: nosotros queremos trabajar mirado más hacia abajo que hacia arriba. Esta semana vamos a estar convocando a una reunión.

“Cinismo vergonzante”
“La respuesta de Marino fue muy grave, una verdadera vergüenza”, dijo el dirigente gremial haciendo referencia a expresiones del senador nacional, al justificar los despidos en la agencia oficial de noticias Télam.
Faggiani sostuvo que lo de Marino y “lo de los legisladores pampeanos oficialistas (con respecto al gobierno nacional) no hacen más que un cinismo vergonzante”. Ironizó recordando que el propio Marino llegó a decir que “periodistas de Télam en el Senado le hacían preguntas para hacerle pisar el palito”, justamente lo que se trataría de una virtud de un cronista: poner incómodo al poder, o a un funcionario que en realidad -como el propio senador- está esperando que le tiren un centro para contestar sin mayores problemas y airosamente una requisitoria.
Pero fue más allá señalando que resulta inverosímil que el legislador, que es pampeano, no identifique a los periodistas de su propio terruño: “No los conozco”, había dicho.
Faggiani agregó que coincidía plenamente “con lo que están haciendo con los diputados nacionales, en cuanto a la defensa de los compañeros que trabajan en Télam, con los reclamos, el otro día lo tuvieron a Lombardi en el Congreso. Lombardi es una vergüenza, pero mucha más vergüenza fueron los comentarios de Marino cuando dijo que todos los trabajadores despedidos (357) eran todos punteros políticos. La respuesta de Marino fue muy grave, es una vergüenza, se están comportando de la misma manera que otros legisladores pampeanos de Cambiemos, que no hacen más que un cinismo vergonzante. Frente a eso nosotros nos tenemos que oponer”.