Inicio La Pampa La comisión normalizadora denunció a la municipalidad

La comisión normalizadora denunció a la municipalidad

SIGUE LA POLEMICA POR EL USO DEL AERO CLUB DE GENERAL ACHA

Integrantes de la comisión normalizadora del Aero Club de esta ciudad formularon una denuncia penal contra la municipalidad local, debido a que sostienen que hace tiempo que están imposibilitados de usar las instalaciones y desarrollar su vida institucional con normalidad.
La presentación fue realizada a principios de julio de este año, y desde entonces ya tomó intervención el ministerio público fiscal de General Acha. Según el presidente de la comisión normalizadora, Rodrigo Ortiz, de una manera arbitraria la intendenta local, María Julia Arrarás, impide que la entidad funcione y cumpla con los fines sociales que fundamentan su puesta en marcha.
Asimismo hizo mención que desde el Aero Club se han enviado numerosas notas al ejecutivo y el legislativo comunal en búsqueda del diálogo, y la posibilidad de que sus miembros puedan recibir las llaves para poder acceder a las oficinas, los hangares, y demás instalaciones que pertenecen a la institución. Más allá de eso, se ha obtenido cero respuestas.

Cerrado.
El tema es que el tiempo pasa y la comisión normalizadora no puede llevar a cabo sus fines estatutarios. Directamente no pueden ingresar al predio ubicado al sur de la localidad porque la entrada está cerrada con candado. Mientras se mantiene la decisión «unilateral y caprichosa» de la intendenta -aducen desde la entidad-, hay documentación y mobiliario que se están deteriorando, lo que causa un perjuicio de consideración para el Aero Club.
A partir de la denuncia radicada por dirigentes del Aero Club, desde la fiscalía se dispuso diferentes medidas. Una de ellas consistió en recibir declaración testimonial a los integrantes del Concejo Deliberante. Así fue que ya pasaron por los pasillos de la sede judicial, los ediles Pablo Rosa y Andrea Sosa (ambos del PJ), Lucas Kissler (Unión Vecinal) y el secretario de comisiones del cuerpo, Francisco Fuentes.

Reconocimiento.
Por otra parte a través de las redes sociales, el Aero Club emitió un comunicado en su oportunidad para poner en conocimiento de manera oficial que bajo resolución 204-18 de la Superintendencia de Personas Jurídicas de La Pampa, quedó debidamente restablecida la Personería 101, dando lugar a derechos y atribuciones que se encuadran en el estatuto vigente de la institución.
Desde el 19 de abril de este año está formada la comisión directiva, la cual ha enviado innumerables notas al Ejecutivo y Legislativo Municipal para realizar trabajos en conjunto por el bien del Aero Club sin haber tenido respuesta alguna, se quejaron sus integrantes en ese entonces.
Parece que nada ha cambiado desde ese momento, por lo que ahora optaron por formular una denuncia penal para que se solucione el problema. Mientras prosigue la causa judicial, desde la gestión de Arrarás se ha avanzado en conversaciones mantenidas con jefes de Gendarmería Nacional.
Es que la intendenta pretende ceder el lugar a la fuerza de seguridad nacional para que pueda utilizarlo, y así evitar que el Destacamento Móvil 4 se traslade al sur del país, tal cual había trascendido públicamente tiempo atrás, y se presumía podía concretarse a partir de fin de año.