Inicio La Pampa La Corte puso fin a las chicanas de Juan Tierno

La Corte puso fin a las chicanas de Juan Tierno

EX INTENDENTE DEBERA RENUNCIAR AL CARGO DE ASESOR LEGISLATIVO

Es por el intento de cobrar tasas municipales con un aumento sin el acuerdo del Concejo Deliberante. Al conocer la novedad, el ex intendente pidió una condena similar para los funcionarios que lo acompañaron durante su breve mandato.
La Corte Suprema de Justicia de la Nación rechazó ayer el recurso extraordinario de queja que había presentado el ex intendente de Santa Rosa, Juan Carlos Tierno, en su intento por revertir la condena por abuso de autoridad que le aplicó la Justicia provincial en 2014. Con este revés queda firme la sentencia que lo condenó a dos años de prisión y cuatro de inhabilitación para ejercer cargos públicos. En su descargo a través de redes sociales, el ex intendente habló de una «Justicia a la carta», apuntó contra el gobernador Caros Verna y cargó contra sus propios funcionarios en aquella breve gestión, para quienes pidió una sanción similar a la suya.
La resolución de ayer de los jueces Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda, Elena Highton de Nolasco y Ricardo Lorenzetti es consecuencia de un recurso extraordinario que Tierno presentó a principios de 2018 ante el Superior Tribunal de Justicia, que le dijo que no. Ante ese fracaso, Tierno jugó su última carta: un recurso federal de queja, una opción que implica llegar al máximo tribunal nacional saltando la Justicia provincial. Ayer, al decirle que no a este nuevo intento, la Corte fue lo más breve posible: «El recurso extraordinario, cuya denegación motivó esta queja, resulta inadmisible. Por ello se lo desestima».
Con este nuevo rechazo, Tierno agotó las posibilidades de revertir en el plano judicial la condena que le aplicó el Tribunal de Audiencia y que confirmaron el Tribunal de Impugnación Penal primero y el Superior Tribunal de Justicia de La Pampa y que a partir de ahora se hace concreta.

Tasas apócrifas.
Con la decisión de la Corte se hace efectiva la condena de dos años de prisión y cuatro de inhabilitación contra Tierno por el «abuso de autoridad» cometido entre diciembre de 2007 y marzo de 2008, cuando se desempeñó durante tres meses como intendente de Santa Rosa y fue destituido por el gobierno provincial, en ese momento a cargo de Oscar Mario Jorge, en medio de una situación de conflictividad social que amenazaba con tornarse incontrolable.
El hecho por el que se lo acusó fue haber autorizado un aumento de tasas municipales sin el aval del Concejo Deliberante de la ciudad. Tierno no solo autorizó el incremento, con el apoyo de los secretarios municipales que había designado, sino que ordenó que se imprimieran las respectivas boletas y se repartieran entre los vecinos. Esta sucesión de hechos llevó a la Justicia provincial a dar por probado ese «abuso de autoridad» por parte del entonces intendente y sus secretarios.
La denuncia fue impulsada por los concejales radicales de aquel momento. En el transcurso de la sustanciación del juicio, los secretarios municipales que había nombrado Tierno fueron desafectados de la acusación y finalmente solo el ex intendente llegó hasta los estrados.

Jueces sustitutos.
El juicio en primera instancia se desarrolló a fines del año 2014. El ex intendente intentó en ese momento minar la validez del proceso judicial atacando la condición de «sustitutos» que revestían los magistrados a cargo de la Cámara en lo Criminal Nº 1, tribunal que tuvo la responsabilidad de desarrollar el juicio.
Incluso llegó a atrincherarse en su domicilio particular de la calle Mitre en rechazo a esa posibilidad. Una guardia callejera montada por sus simpatizantes lo acompañó durante varios días.
Finalmente y por la fuerza, el ex intendente tuvo que presentarse ante los jueces Miguel Angel Gavazza, Elvira Rossetti y Miguel Angel Vagge, quienes por sus constantes bravuconadas, ataques al tribunal y falta de colaboración con el proceso, le aplicaron una sanción de un día de detención.
Al año siguiente, el Tribunal de Impugnación Penal ratificó el fallo de primera instancia. Tierno fue ante el Superior Tribunal de Justicia de La Pampa, donde no tuvo éxito en su intento por revertir su situación legal pero sí logró dilatar al máximo los tiempos judiciales, éxito momentáneo que le permitió durante un tiempo continuar al frente del Ministerio de Seguridad de la provincia, donde había sido designado.

Cargo de asesor.
El hecho de que la condena sea en suspenso permitirá al ex intendente esquivar la cárcel pero tendrá un efecto concreto que se sentirá en sus bolsillos: deberá renunciar al cargo en la Legislatura provincial que desempeña ya que la condena incluye una inhabilitación de 4 años para ejercer cargos públicos.
Se trata de un cargo de asesor legislativo que desempeña en el bloque unipersonal que formó su esposa Sandra Fonseca cuando se separó del bloque peronista, con cuya boleta llegó a la Cámara de Diputados.

Le apuntó a sus secretarios
El ex intendente Juan Carlos Tierno utilizó las redes sociales para descargar su bronca por la ratificación de condena. En su cuenta en la red Facebook, el intendente publicó una nota que tituló «Justicia a la carta: la destrucción del Sistema Constitucional de Derechos» en la que hizo una lectura de los hechos atravesada por el sabor amargo que le dejó la novedad de ayer.
Lo novedoso de la carta es la virulencia con la que carga contra los secretarios municipales que él mismo convocó para la función y que lo acompañaron en aquellos tres agitados meses. A uno de ellos lo mencionó con nombre y apellido: Juan Carlos Mecca, quien se desempeñó como secretario de Obras Públicas y actualmente está al frente de la empresa Aguas del Colorado.
«Queda claro que la ley de municipalidades incluso determina que para hacer válida una resolución tiene que estar firmada por los secretarios correspondientes», afirmó. «La resolución por la cual se me juzga por supuesto abuso de autoridad fue firmada por todos los secretarios municipales», recordó.
En el caso de Mecca, el ex intendente aseguró que fue el propio gobernador Carlos Verna el que se movió para que lo sacaran de la denuncia de los concejales radicales. Según razonó, si los secretarios fueron inocentes de haber firmado la resolución que ordenó el aumento de tasas, él también lo es.
Tras cargar contra los ex secretarios, el ex ministro lanzó una furibunda tanda de acusaciones contra quienes fueron sus propios aliados políticos y le dieron una segunda oportunidad en un alto cargo en el Poder Ejecutivo Provincial, y anunció que seguirá dando batalla.
Junto con Mecca, los entonces secretarios municipales que firmaron la polémica resolución fueron Oscar Vignatti, al frente de la Secretaría de Hacienda y Producción; Viviana Rodríguez, en la Secretaría de Coordinación General; Blanca Soto como secretaria de Participación Comunitaria y Acción Social, y Juan Pablo Fasce, en la Secretaría de Gobierno y Seguridad.