Inicio La Pampa La CPE registra 9 meses de caída en consumo residencial

La CPE registra 9 meses de caída en consumo residencial

CONSECUENCIAS DEL FRENO DE ACTIVIDAD ECONOMICA EN EL PAIS

El gerente del Servicio Eléctrico de la CPE de Santa Rosa, Luis Usero, planteó un panorama «crítico» a partir de la caída en el consumo de electricidad, lo que repercute en las cuentas de la entidad, como consecuencia del decrecimiento en la actividad económica.
En ese sentido, el golpe se sintió en los usuarios residenciales -que representan la mitad del consumo eléctrico de la cooperativa y el 80 por ciento de los usuarios del servicio-, el comercio y la industria.
«El resultado neto del consumo es una caída del 2 por ciento. Todos los sectores caen salvo los entes oficiales. En el corto plazo, no creo que cambie mucho la situación porque algunos indicadores de la actividad económica presagian una consolidación del régimen de caídas», dijo Usero.
Asimismo, marcó una diferencia en la actividad a partir de la asunción de Mauricio Macri y una modificación del modelo económico. «Hasta diciembre de 2015, crecíamos al 4,5 por ciento anula, desde enero de 2016 en adelante la curva de compra empezó a caer y se consolido en el uno por ciento de incremento de compra, y empezó a caer en enero de 2018 y en mayo pasa en junio a valores negativos y ahí se quedó. Y ya llevamos negativo casi 3 por ciento, esa es la tendencia con pendiente negativa», indicó.
Siguiendo en esa línea, advirtió «dificultades» en el pago de los usuarios y «casos de fraude y hurto de energía en distintos» sectores de la sociedad. «La problemática es grande. A pesar de todo, hay que hacer un uso racional de energía y que la cosa pueda empezar a cambiar de tendencia».

Nueve meses en baja.
«Si se analiza el consumo anual, todos los usuarios residencial, ya van 9 meses de valores negativos. Es decir que el consumo anual estaba por encima del registro anterior, hasta enero de 2018. Desde febrero pasado, llevamos consumos negativos respecto del periodo anterior», dijo.
Además, explicó: «El comercio lleva muchísimos meses de registros negativos, 26 meses. Un comportamiento así de decrecimiento en varios meses del consumo se puede remontar a 2010, cuando hubo 11 meses de la caída del consumo, pero esa caída total llegó al 22 por ciento. Acá llevamos en 22 por ciento, aca llevamos en 26 meses, un 42,5 por ciento».
Sobre las consecuencias de la caída en el consumo de energía, Usero dijo que «hay varias cosas, se está dando un factor climático en este verano. Todavía no hay repunte en el consumo. En el periodo 11 no vemos que haya repuntado el consumo de energía, pero eso puede ser que se suma al contexto económico general ,que no hay temperaturas altas».
– ¿En que afecta a la CPE no vender mas energía?
– Es crítico. Porque por ejemplo si tuviéramos una empresa de delivery y el personal estuviese en forma permanente y nadie pide nada a domicilio, el sueldo hay que pagarles igual y el costo fijo está. El sistema de la distribución en nuestra cooperativa es de costos fijos y se ve afectado por la disminución de la actividad.
– ¿Y el que deja de pagar cómo gravita?
– Esto gravita en forma importante porque estamos viendo que las dificultades para el pago de las facturas empieza a plasmarse en una reducción de ingresos que tenemos mensualmente. Eso se nota. Si es mucho o poco, es subjetivo, pero que caiga la recaudación un uno o dos por ciento, en los montos que manejamos, es importante.
– ¿En cuanto afectó el cierre de la empresa Calzar?
– Nosotros tenemos en el área de concesión, cuatro usuarios que compran en el sector mayorista y la cooperativa transporta la energía y cobra un peaje por esa actividad de uso de energía. Los usuarios que compraban energía en el mayorista son usuarios de un consumo importante, esa energía ahora cayó alrededor del 26 por ciento, porque uno de esos cuatro uno disminuyó su consumo a valores simbólicos. Y eso afectó. De hecho, los grandes usuarios oficiales son los únicos que registran un aumento del consumo, analizando este año. El oficial creció 10,8 por ciento, pero la industria cayó 6,2.