Inicio La economía cayó un 6,8%
Array

La economía cayó un 6,8%

EL PBI ARROJO UNA FUERTE CAIDA EN MARZO

La actividad económica se derrumbó 6,8% en marzo en forma interanual, acumuló su undécima caída mensual consecutiva y cerró el primer trimestre del año con una contracción del 5,7%, informó el miércoles el Indec.
Según las cifras del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE), en marzo último respecto de febrero el indicador registró una caída del 1,3%, con lo que volvió así a tener una variación negativa contra el mes anterior, después de tres meses de números positivos.
Los once meses de caída consecutiva de la actividad contradicen los pronóstico del Palacio de Hacienda, que por los indicadores positivos desestacionalizados en febrero había encontrado que la economía habría registrado el piso de caída en noviembre pasado.
En abril profundizaron la caída de la producción de bienes y servicios la intermediación financiera, el comercio minorista y mayorista la industria y la construcción.
Con excepción del campo, que creció en marzo 10,8%, la enseñanza, que mejoró 1%, y los servicios de salud, que subieron 0,2%, el resto de los sectores arrojaron variaciones negativas.
La intermediación financiera se desplomó un 13,9% la mayor caída en los últimos tres años, mientras que la contracción en consumo del comercio minorista y mayorista, que cae un 14,6%, es también el mayor indicador negativo desde el 2016, si se excluye ella utilización del agua, gas y energía eléctrica que baja un 3,4% ultimo bimestre del año pasado.
La industria manufacturera presentó en marzo un 13,2%, la actividad de la construcción un 7,1% con 8,2, pesca con un 4,4% y la utilización del agua, gas y energía eléctrica presentó una baja del 6,1%.
Los servicios del transporte y comunicaciones y la actividad inmobiliaria se contrajeron un 3,6%.
También mostraron bajas menores los servicios comunitarios con un 1,7% de contracción, la actividad en hoteles y restaurantes cayó en marzo un 1,5, y la explotación de minas y canteras bajó 1,8%, mientras que la administración pública cayó un 0,3 y la pesca con un leve retroceso del 0,2%.

Acero.
Por otra parte, la producción de acero crudo cayó un 9,1% interanual en abril (fue de 420.900 toneladas, contra 463.000 toneladas en el mismo mes de 2018), informó la Cámara Argentina del Acero. Y agregó que con respecto a marzo de este año, aumentó un 7,7%.
Asimismo, destaco que la producción de laminados en caliente correspondiente a abril fue de 401.400 toneladas, un 6,6% menor a las de abril de 2018 (429.800 toneladas) y un 10,5% superior a la de marzo de 2019 que fue de 363.300 toneladas.

Pymes.
La decisión del Gobierno de rebajar a cero la tasa a las importaciones de bienes de capital nuevos y usados afectará a 500 pymes industriales y pondrá en peligro a más de 10.000 puestos de trabajo, advirtió ayer una cámara empresarial.
«Toda la industria hidrocarburífera se verá perjudicada por la medida del Gobierno porque va a tener un impacto muy fuerte ya que permite el ingreso de equipamiento nuevo y usado», afirmó Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA).
El dirigente señaló que la modificación del decreto sobre comercio exterior es «peor de lo que había» antes de la modificación.
Rosato puntualizó que «con esta medida se ven afectadas más de 500 Pymes industriales proveedoras de la industria de los hidrocarburos y se ven en peligro más de 10 mil puestos de trabajo».
Insistió con el pedido para que «la tasa de estadística no se aplique en las materias primas, como sucedió con los temporarios que afectaban a la exportación».
«Los beneficios de la nueva disposición se aplican a la fabricación de bienes de capital y de equipos nuevos y usados, lo que significa arancel cero. Y eso es terrible porque se hace en forma desmedida sin contemplar el impacto en el sector Pyme industrial argentino», dijo Rosato. (Ambito.com / Pagina12.com)

La economía macrista
Como pretendía Mauricio Macri al inicio de su gestión presidencial, la Argentina vuelve a ocupar primeras planas en «el mundo». Sin embargo, no lo hace como un terreno confiable para las inversiones productivas, como prometía Cambiemos, sino como uno de los peores jugadores en un contexto global complejo. El último informe de la situación de la economía global de Naciones Unidas tiene muchas referencias a la Argentina y todas son negativas. Advierte que «el horizonte es altamente incierto» y lo atribuye en parte a «la falta de capacidad del Gobierno para domesticar a la inflación». También subraya la tasa de interés «récord» del Banco Central.
Las estimaciones de la ONU marcan que el PBI argentino tuvo el año pasado una caída del 2,8 por ciento y que este año la baja será del 1,8 por ciento. En ambos casos, se trata del único resultado negativo en los países de la región con la excepción de Venezuela. Entre los países limítrofes, Uruguay creció 1,9 y se prevé un 1,5 para este año; Paraguay, 4,5 y 4,7; Brasil, 1,4 y 2,1; Bolivia, 4,3 y 4,4 y Chile, 3,9 y 3,3 por ciento.
Pero el mal desempeño relativo de la Argentina no se limita a la región sino que sobresalió a nivel global. El informe advierte que a lo largo del 2018 el deterioro del valor del peso fue el más pronunciado entre las economías con peso propio de todo el mundo. Mientras la moneda local perdió algo más de la mitad de su poder de compra en dólares, la lira turca lo hizo por arriba del 30 por ciento.