La escondida y el distraído

ACTUALIDAD EN LAS REDES

Un juego que podría ubicarse entre los tradicionales de la “escondida” y el “distraído” juegan hoy la mayoría de los dirigentes y funcionarios vinculados al oficialismo nacional y muchos de ellos, de reconocida inclinación por expresarse a través de las redes sociales, han optado en los últimos días, de zozobra a partir de la impericia del gobierno para el manejo de la economía, por frases apenas comprometidas y en otros casos directamente por el “silencio stampa”, como dicen en Italia.
Lejos de repartir frases y videos por WhatsApp y redes como en otros tiempos, el líder del PRO en La Pampa, el secretario de deportes de la Nación Carlos Mac Allister apenas si ensayó un pedido a través de su “Face”. Desde la XV Convención Nacional del Deporte, que se desarrolla en Posadas, dijo “seguimos trabajando por el deporte argentino” y completó con “en los momentos difíciles es donde más cerca hay que estar”.
El diputado oficialista Martín Maquieyra, otro enamorado de las redes, publicó hace unas horas un video de Cambiemos en el que se invita a todos a trabajar juntos para sacar el país adelante, sin referencias ni opiniones acerca de la realidad.
Un poco más comprometidos se los verifica al presidente del PRO local, Martín Ardohain y al delegado de la CNRT, Pedro Pisandelli. El primero compartió un video y lo encabezó con un “vamos presidente!!!, mientras que el de Toay salió en apoyo de Macri luego del discurso de la mañana del lunes. Dijo “Vamos Presidente, más claro imposible!!!”. Instó luego “a trabajar unidos por un país mejor. Unidos señores Políticos de otros Partidos, está en juego el futuro de todos y eso no se negocia, quiero y deseo de todo corazón que nuestro Gobernador se ponga en el lugar de los más vulnerables por unos minutos y que tome la decisión de juntarse con la Nación para trabajar codo a codo y salir adelante como corresponde, y dejar de lado para siempre las peleas personales”.
De los tres legisladores provinciales, la achense Leher y la macachinense Josefina Díaz optaron por el mutismo, mientras que Maximiliano Aliaga fue el más verborrágico y opinó además en su carácter de hombre de campo. “Otra vez nosotros. El campo vuelve a ponerle el hombro a la Argentina. Desde el 2003 que aportamos entre el 10 y el 35 % de nuestros ingresos brutos para financiar a otros sectores de nuestro país, los cuales no parecen querer despertar nunca más. 7 de cada 10 dólares que se retengan serán aportados por la actividad agrícola ganadera. Acompaño por el compromiso que asumí en tratar de cambiar está historia, desde el primer día que decidí participar en política”, se comprometió.
Lipe Helt, funcionario local de la Comisión Nacional de Comunicaciones, también optó por el silencio.

Radicales.
Desde la UCR, el principal y fundamental aliado del PRO, tampoco aparecen muchas voces que se ocupen de la realidad nacional. Mientras se sabe que sus dudas crecen respecto de permanecer o abandonar la alianza en la que les ha tocado votar pero no participar del gobierno, han optado por el silencio o temas de menor relevancia, dicho esto obviamente respecto de la crisis severa de la economía y el tembladeral político que atraviesa Cambiemos.
El diputado nacional Daniel Kronenberger optó por subir a su Facebook algunas fotos que explicó: “En General Pico junto a Fernando Perelló, Guillermo Coppo y Fabián Paparini visitamos el centro de rehabilitación ‘Campito Centenario’, donde dictan talleres para capacitar y contener a jóvenes de distintas edades; nos acompañó la directora Flor Gutiérrez. Y también visitamos el centro GEPA (Grupo Esperanza Parkinson en Acción)”.
El legislador provincial Carlos Bruno hizo una suerte de lanzamiento del intendente Leandro Altolaguirre en busca de la reelección. “Hoy le pongo mi voto a Leandro Altolaguirre. Leandro está haciendo las cosas bien en una situación muy grave y necesita cuatro años más para seguir transformado la ciudad de Santa Rosa. Espero que la gente lo entienda y lo acompañe en la gestión”.

Enfrente.
Desde el otro lado de “la grieta”, y ante la drástica reducción de los ministerios, la secretaria de Cultura de la provincia, Adriana Maggio, sostuvo desde su perfil que “en el devenir de un gobierno nacional desastroso como el que padecemos, pareciera ser fija que si de achicar ministerios se trata, los primeros serán cultura, ciencia y tecnología, trabajo… En el caso de cultura, que quede claro sin engaños que nunca hubo desde el centro, ni política federal ni distribución de recursos”. Luego de otras consideraciones, cerró diciendo que “es necesario trabajar en el presupuesto de manera inteligente y direccionar esas gestiones al campo cultural federal. Todo otro intento es más de la misma mentira y estrechez del gobierno para con el sector”.
Finalmente, el diputado kirchnerista Eduardo Tindiglia fue escueto y concreto sobre el discurso y los anuncios presidenciales. “Demasiado coaching para contarnos nada nuevo.
Seguimos retrocediendo…”, opinó. (Hérues)