Inicio La Pampa Crearán la Escuela de Robótica

Crearán la Escuela de Robótica

La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam) que funciona en General Pico creará una escuela local de robótica, dedicada a la capacitación de estudiantes de distintos niveles, y podría comenzar a funcionar dentro de los próximos meses.
La información la adelantó Hernán Prieto, decano de la facultad piquense, en diálogo con LA ARENA. Esto se da en el marco de los preparativos para la Segunda Competencia Nacional de Robótica que se desarrollará en el gimnasio de Pico FBC el 14 de septiembre, en la que intervendrán equipos escolares de diferentes puntos del país.
«En los próximos días se aprobará en el Consejo Directivo la Escuela de Robótica en la Facultad de Ingeniería, con la idea de seguir con formaciones y capacitaciones, incorporando a otros segmentos chicos de menor edad que quieran empezar a trabajar con capacitaciones en robótica y tecnología. Veremos la posibilidad de generar algún evento, una competencia más reducida para chicos de primaria», señaló.
«Ya está creado el programa y los recursos. Va a ingresar en el Consejo Directivo en estos días para que se institucionalice el programa y, en el segundo semestre vamos a tener novedades de las actividades propias para empezar generalizar esto, más allá de que haya colegios que quieran participar o estudiantes por fuera de los colegios de nivel medio o primario», explicó.
«Primero hay que institucionalizarlo y a principios de agosto tal vez ya tengamos alguna actividad de la escuela, que va a ser de capacitación y acompañamiento a distintos niveles. Estamos pensando en un espacio físico diferente donde funcione y creemos que esto incluso puede generar hasta emprendimientos tecnológicos», agregó.

Competencia nacional.
General Pico, a través de la Facultad de Ingeniería, recibió el año anterior una fecha de la Liga Nacional de Robótica, y en los próximos meses será sede de una fecha interzonal que convocará a colegios de todo el país. Luego de trazar un balance de la primera edición se trabajó de manera intensa de cara a la cita de septiembre.
«Hicimos un balance de cómo fue el proceso de 2018 y para este año armamos una comisión organizadora. También hicimos capacitaciones para docentes y estudiantes, dos en Pico y una en Santa Rosa, que dan los primeros conocimientos para que los estudiantes y los docentes tutores inicien el proceso de investigación y desarrollo del robot, con la idea de llegar a la competencia en septiembre», sostuvo.
«Más allá del evento, nos interesa todo el proceso hasta llegar a la competencia, para la que además la Provincia ha generado competencias internas que les permite probarse, entrenarse y retroalimentar la experiencia. El objetivo es acercar al estudiante de nivel medio y luego a los de colegios primarios, a la ciencia, la tecnología y a la actividad del descubrimiento del conocimiento, en la que se interrelacionan distintas disciplinas, como la mecánica, matemática e informática entre otras, en la construcción de un elemento se busca acercarlos a la ciencia y a la tecnología a una edad mucho más temprana que cuando vamos a buscarlo para comenzar una carrera a los 18 años», indicó.
«Estamos llevando adelante un proceso de inversión y acompañamiento, que requiere de mucho trabajo y dinero, que hoy lo está aportando la Facultad y el Ministerio de Educación. Para nosotros este segundo año es un desafío mayor, de que haya aprendizajes más significativos y mayor cantidad de colegios que participen», agregó Prieto.

Proceso de desarrollo.
Por último, el decano de la Facultad piquense marcó que este impulso de la robótica en la educación media, sirve de estímulo al estudiante, que atraviesa todo el proceso de desarrollo y puede tener el producto terminado.
«En el aprendizaje diario uno ve conocimientos aislados de matemática, electrónica, física e informática, y en esto, lo puede ver plasmado en un desarrollo de ingeniería. Se obtiene un resultado concreto que te va a llevar a una competencia, pero en definitiva es poder demostrar que puedo sumar estas disciplinas y conseguir un desarrollo tecnológico, y encima la competencia la agrega la posibilidad de compartir socialmente estos logros y resultados», señaló.
«En La Pampa no había un ámbito que generara la posibilidad de practicar el desarrollo de la tecnología y de experimentar la actividad, para ver si me interesa y descubrir mi vocación. Hoy descubrimos que muchos chicos están entusiasmados y muchas veces son ellos los que piden participar. Hay que seguir potenciando y ampliando la cantidad de colegios que puedan participar. Hay una decisión institucional de ir por ese lado, porque creemos que es un objetivo fundamental este vínculo con el nivel medio», finalizó.