La Facultad de Ingeniería lanzó la preinscripción

DECANO DIJO QUE EN LOS ULTIMOS AÑOS NO CRECIO LA TASA DE INGRESO

La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional La Pampa (UNLPam), durante los últimos días lanzó la preinscripción para el ingreso del año que viene, a las seis carreras que se ofrecen en General Pico. El decano Hernán Prieto refirió que se espera tener cerca de 150 inscriptos, que es el promedio de ingresantes de cada año. También dio cuenta que la facultad piquense este año ya comenzó a sufrir los recortes presupuestarios, dado que quedó postergada sin fecha estimada, la obra de construcción de 400 metros cuadrados de aulas.
“En noviembre abrimos la preinscripción a través de la página de la Universidad. El ingresante ya queda inscripto en el sistema y puede venir a partir del 3 de diciembre a concretar la inscripción definitiva”, señaló Prieto.
“Nuestro año calendario 2019 ya inició, porque el 4 de agosto iniciamos el proceso de ingreso con el módulo de Matemática Preuniversitaria que culmina en diciembre con el examen. Esto permite cursar este módulo seis meses antes y hace que en diciembre tengan la posibilidad de acreditar y certificar la primera actividad curricular que damos durante febrero”, indicó.
Sobre las carreras que se ofrecen, sostuvo: “Tenemos seis carreras, cinco de grado y una pregrado, que es Analista Programador. Las otras son Ingeniería Electromecánica, Ingeniería Electromecánica con Orientación a la Automatización Industrial, Ingeniería en Sistemas, Ingeniería en Computación e Ingeniería Industrial”.

Tasa de egreso.
El decano de Ingeniería destacó que en un país que pretende desarrollarse, lo ideal sería tener un ingeniero cada 4.000 habitantes y que para ello, deben graduarse 10 mil cada año. Sin embargo, se gradúan 5.200, o sea que “está faltando el 50 por ciento de graduación”.
Sobre esto, Prieto remarcó que Nación no mantuvo los programas de la gestión kirchnerista de incentivo a la graduación, a través de los cuales se recibieron más de 40 ingenieros en General Pico.
“Si queremos ser un país desarrollado deberíamos duplicar la tasa de graduación por año. Es un desafío permanente promocionar nuestras carreras para que los estudiantes opten por una carrera científica y tecnológica. Se hace mucho esfuerzo pero la tasa de crecimiento de ingresantes es cero, se mantiene a lo largo del tiempo dado que tenemos un ingreso promedio de 150 alumnos por año”, señaló.
“Hay múltiples factores y uno es que las carreras científicas y tecnológicas están vistas como carreras largas y complejas, que sin dudas lo son, pero son para todo el mundo que quiera hacer ese esfuerzo. Además es un desafío interno del sistema universitario, retener con calidad al ingresante, para que permanezca y siga dentro del sistema”, dijo.
“En este gobierno nacional el sistema universitario no tuvo el crecimiento que tuvo en la gestión anterior. Programas como el Delta G que era de estímulo a la graduación, se terminó en 2016. Eso permitió graduar muchos estudiantes que estaban fuera del sistema y a los que les faltaban no más de cuatro materias para terminar”, sostuvo el entrevistado.
“Con este sistema pudimos graduar a más de 40 ingenieros, y ahora estamos armando uno propio, sin un incentivo monetario pero con un acompañando con nuestro propio programa de tutorías, para la posibilidad de que terminen antes y vuelvan al sistema”, ahondó.

Obras postergadas.
Por último, Prieto señaló que el recorte al presupuesto universitario nacional, conlleva a una suspensión de las obras que se tenían proyectadas en la Facultad de General Pico, siendo la más importante de ellas, la construcción “de nuevas aulas de más de 400 metros cuadrados por un monto de 13 ó 14 millones de pesos”.
La licitación de esta obra se declaró desierta en 2016 y 2017, y a la tercera licitación que tenía que hacerse a principio de 2018, “no la habilitó la Secretaría de Políticas Universitarias de Nación, exclusivamente por falta de fondos”.
En este sentido, el decano de la Facultad de Ingeniería remarcó que “no hay fondos para infraestructura” y que esta obra “está en lista de espera hasta nuevo aviso ya que está en orden para volverla a licitar, pero no se pueden licitar porque no tienen los fondos”.

“Es un orgullo”.
El joven ingeniero piquense Guido Tébes, de 26 años, graduado el año anterior de la Facultad de Ingeniería de General Pico, será distinguido por la Academia Nacional de Ingeniería con el galardón que se le otorga a los egresados sobresalientes. El profesional se desempeña en la Facultad de Ingeniería, como docente auxiliar, forma parte del equipo de investigación de la casa de altos estudios y realiza un doctorado en La Plata.
Hernán Prieto consideró que es “un orgullo” para la facultad piquense tal reconocimiento que se le entregará en las próximas semanas.
“Es un orgullo que Guido Tébes haya sido reconocido como uno de los mejores ingenieros del país. Va a recibir su galardón el 7 de diciembre y la facultad va a colaborar para que pueda asistir a Buenos Aires. Satisfecho por haber logrado que haya un graduado en este nivel y doblemente orgulloso, porque forma parte de la estructura docente”, agregó.