La Federal quiere investigar el asesinato de sus dos policías

MASACRE EN LA VILLA

La Fiscalía Federal de Santa Rosa solicitó recientemente el traslado de la causa en la que se investiga la muerte de dos agentes de la Policía Federal y de un guardiacárcel del Servicio Penitenciario Federal (SPF), y que fue archivada a pocas horas del hecho por la muerte de los involucrados.
“La fiscalía pretende que la Justicia provincial traspase la causa al fuero federal para investigar la muerte de los policías. El martes pasado fue presentado el requerimiento ante el juez federal”, afirmaron fuentes de tribunales de esta capital pampeana. En la presentación figuran las notas de LA ARENA.
En el escrito, la fiscalía, a cargo de Leonel Gómez Barbella, sostuvo que “no puede descartarse por el momento si los homicidios ocurridos el pasado fin de semana estuvieron vinculados a las funciones que desempeñaban los efectivos”, se informó. Además, pidió distintas medidas como declaraciones y peritajes.
El hecho ocurrió en la madrugada el domingo, en José Ingenieros entre Pasteur y Lope de Vega, cuando José Martínez (penitenciario, de 45 años) subió al departamento donde estaban el ayudante David Garnica (20) y el subinspector Gabriel Díaz (21) y les disparó con una escopeta. En el medio hubo un tiroteo y Martínez resultó herido. Con los uniformados sin vida, el muchacho bajó y se suicidó de un disparo en el pecho, según los peritajes.

Tiroteo.
De acuerdo a los datos a los cuales pudieron acceder los funcionarios judiciales hubo al menos 15 disparos y Martínez arremetió contra los federales con una escopeta calibre 12.70. El arma era de su propiedad; mientras que del lado de los federales el que disparó fue Díaz, quien recibió un impacto en su hombro derecho, aunque alcanzó a defenderse (efectuó 12 detonaciones con su arma 9 milímetros).
Garnica fue quien se llevó la peor parte, recibió un escopetazo en su espalda y murió. En el inmueble había un arma más, que pertenecía a otro efectivo que compartía vivienda con Díaz, pero no fue usada. Todo indica que el penitenciario después de herir mortalmente a los jóvenes, bajó a su departamento. Estaba gravemente herido -recibió un impacto en el abdomen- y decidió quitarse la vida.