Inicio La Pampa Dos millares de personas en la Feria del Libro pampeana

Dos millares de personas en la Feria del Libro pampeana

Durante el viernes y sábado pasados se llevó adelante la 3ª Feria Provincial del Libro en Quemú Quemú, que según datos oficiales recibió a unas dos mil personas.
El viernes fue el turno mayoritario de la visita de alumnos y docentes de las escuelas primarias, secundarias y jardines de la zona y el sábado se hicieron presentes familias, no sólo de la localidad, sino también de Miguel Cané, Bernardo Larroudé, Falucho, Relmo, General Pico Colonia Barón y hasta de Santa Rosa.
“Se escuchaba decir ‘la fiesta’ del libro y así fue el clima vivido”, dijeron desde la Secretaría de Cultura. Armando Lagarejo se mostró conmovido por las presentaciones de un cortometraje realizado por los alumnos de la Escuela de Cine, que recreaba uno de sus cuentos y agradeció a la Secretaría haber elegido su localidad natal para este evento.
También Los Historiadores del Norte presentaron sus libros y agradecieron “la movida” en palabras de Luis María Dalmasso.

Bibliotecas.
Marisa Negri y Brian Urban, ambos dirigentes bibliotecarios, ofrecieron el sábado una capacitación para bibliotecas que puso en debate el rol de estas instituciones intermedias en la sociedad, en la actual coyuntura y hubo críticas al gobierno nacional por el recorte impuesto a la Cultura y a la Comisión de Bibliotecas Populares.
Marta Cardoso, Sergio De Matteo, Fernando Ojeda, Mónica Berón, José María Calles, fueron algunos de los escritores presentes que ofrecieron sus charlas y libros.
Respecto a las ventas, el saldo fue esperanzador y ” se movió más de lo esperado”, dijo Cristian de la editorial “Buen Gusto” y se vendieron libros mayoritariamente para niños novedades relacionadas con la lucha feminista, historia y algunos ensayos regionales según la Editorial Sietesellos y la Universidad, ambas presentes.
La secretaria de Cultura , Adriana Maggio destacó a su equipo que junto al de la Municipalidad anfitriona trabajaron todos los días atendiendo chicos y grandes y montaron un gimnasio que se convirtió en “mágico” con libros, carruajes, pájaros y lugares adonde sentarse a leer. También destacó la gestión de cultura “de la mano de Verna, quien nos ha dado toda la confianza, apoyo y líneas de trabajo”.