“La inflación nos destrozó el programa”

LA ANTENCION DE ADICTOS DE GUADALUPE EN CRISIS

Desde 2017, la Fundación Guadalupe recibe un aporte de Provincia por un cupo de pacientes que pese a la inflación, no se ha actualizado. El programa tiene 20 años de labor en la atención de adictos a las drogas. “No damos abasto”, destacan desde esa institución.
El licenciado Santiago Corro Molas está ligado a Guadalupe desde hace muchos años y en diálogo con Radio Noticias pasó revista a la difícil situación por la que atraviesa esa institución dedicada a atender a drogadependientes.
“En 2017 se hizo convenio con Provincia donde nos pagan por cupo de pacientes y ese cupo lo tenemos excedido, hay pacientes que están sin cobertura de Provincia, y nosotros los atendemos gratis. Los montos pautados en 2017 son los mismos de ahora y estamos viendo si Provincia mejora el pago por cada paciente. En estos dos años, la inflación destrozó al programa”.
El programa que desarrolla la Fundación Guadalupe tiene 20 años de labor “tiempo en el que venimos peleando para que alguien se ocupe de esta problemática y valorando el trabajo de todos los que colaboran con nosotros”, dijo Corro Molas.
“Es difícil que se tome conciencia sobre la labor que realizan las ONG, como la nuestra, que siempre da respuestas en el tema de adicciones”.

Más consumo
El profesional de la Fundación Guadalupe resaltó que en los últimos se ha incrementado el consumo de drogas en todas las franjas etarias. “No damos abasto en la atención, tenemos capacidad para 22 pacientes varones y 16 mujeres; tenemos el cupo lleno y una lista de espera”.
“Antes se decía que La Pampa era una provincia de tránsito de la droga y ahora no lo es, la cantidad de gente que consume alcohol, marihuana o cocaína es impresionante, ni que hablar de esta época de fiestas”, agregó.
“Hay épocas mas criticas que nos desborda por tener mas atención de consultas para internación o para hacer tratamientos. Para finales de noviembre y finales de enero explota, nos llegan todos los días casos nuevos”.

Deuda
Guadalupe cada tanto recibe alguna colaboración dineraria privada que contribuye a paliar en algo los múltiples gastos que tiene. “Esas ayudas esporádicas son parches, tenemos un presupuesto de gastos (toda la gente de mantenimiento en los tres lugares que tenemos, comidas y otros gastos fijos) de casi 700 mil pesos mensuales y tenemos un endeudamiento de 150 mil pesos por mes. Por eso queremos que nos actualicen los montos, porque estaríamos mejor, ya que es complicado trabajar sin saber si se pueden pagar los sueldos”, dijo Corro Molas.
-¿La gente ayuda?
-Muchas veces nos donan materiales, los que sirven para un taller. Pocas veces es plata o mercadería, aunque tenemos colaboradores que siempre nos dan una mano. ¿Si todo el mundo colabora? Lamentablemente, no es así. Falta la conciencia social de esta problemática, como es el terrible problema de las adicciones. En estos días ha habido tres suicidios de personas adictas, y no se están dando respuestas. Nosotros hacemos la parte asistencial donde se necesita internación, pero vemos que en los últimos tiempos se han desarmado los dispositivos de contención. Hay que replantear la política sobre esta materia.
-¿Qué opina del Programa “Consumo Problemático” anunciado recientemente por el gobierno pampeano, con un establecimiento en la zona rural de Trenel?
-Es una buena idea abrir un centro que colabore en atención de pacientes, habría que ver si hay profesionales que se radiquen allí. Hay costos altísimos, pero cualquier cosa que implique dejar de derivar gente a Buenos Aires, me parece bien. Creo que ese establecimiento en la zona rural de Trenel es más del tipo carcelario para adictos o pacientes psiquiátricos con problemas de droga. Habrá que ver si es el lugar adecuado. Son decisiones políticas y cualquier cosa que se haga para mejorar la tranquilidad de pampeanos y que vivamos mejor, está bien; a lo mejor habría que replantear el lugar.