La Justicia confirmó que Ilka tiene que pagar

SERGIO GARCIA MAS CERCA

“Un poco más tranquilo”, rodeado por sus hijos que fueron a visitarlo, el mecánico Sergio García espera que se resuelva el pago de la indemnización que deben afrontar la Provincia, la Municipalidad de Santa Rosa e Ilka Construcciones.
“Vinieron a visitarme y se van a quedar un par de horas conmigo”, dijo refiriendo a Mauro (12) y Sergio (8), dos de sus hijos. “Los otros están en la escuela todavía, y vendrán en otro momento”, expresó a un cronista de este diario Sergio García.
Sergio había recibido ayer la noticia de que la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de Santa Rosa confirmó en un todo la planilla de la liquidación final realizada por la jueza de primera instancia, María del Carmen García. La magistrada ordenó a la empresa Ilka Construcciones, la Provincia de La Pampa y la Municipalidad de Santa Rosa, abonarle a Sergio García la suma de 12.927.922 pesos, en concepto de daños y perjuicios, por el accidente que sufrió el 1 de abril de 2011.

Ratifican planilla de liquidación.
La resolución fue dictada por la Sala 2, que ya había intervenido en el expediente cuando ratificó el fallo condenatorio de Primera Instancia. En esta ocasión, lo que hizo fue rechazar la impugnación que Ilka había efectuado a la planilla de liquidación, recurso que fue traslado a la Cámara de Apelaciones.
Como se informara, la empresa había depositado en sede judicial la suma de $3.615.077, de los cuales Ilka pretendía que alrededor de $800.000 fueran destinados a hacer frente a sus propios abogados, Federico López Lavoine y María Soledad Mandrini.
Lo que Ilka depositó hace algunos días correspondía al tercio de la planilla de liquidación que sus propios abogados habían calculado, y no lo que había dispuesto la jueza María del Carmen García. Para la constructora ese total debiera ser de 9.911.783 pesos y no de casi 13 millones como estableció la magistrada.

Que cobren abogados.
Por eso apeló, y paralelamente a través de sus abogados -López Lavoine y Mandrini- solicitó a la Justicia que decrete la indisponibilidad de 835.597 pesos correspondientes a sus propios honorarios. Lo increíble, según salta a la vista, es que García -de acuerdo a la pretensión de Ilka- debería pagarle a los abogados de la Constructora, una de las tres demandadas que perdió el juicio en dos instancias.
En su momento, la magistrada tomó el requerimiento de Ilka y lo trasladó a Cámara, que ahora volvió a decidir a favor del mecánico, que por estos días cumplió dos años acampando en la Ciudad Judicial.

Un adelanto.
Cuando la Cámara ratificó, a principios de septiembre, la sentencia condenatoria de Primera Instancia a favor de Sergio García, ninguna de las tres partes demandadas la recurrió. Al conocerse la liquidación de la planilla, la Provincia y el municipio tampoco apelaron, pero sí lo hizo Ilka Construcciones.
No obstante la firma ya había depositado “en pago” 3.615.077 pesos -una suerte de adelanto-, de los cuales 3.303.927 le corresponderían al actor y el resto a peritos intervinientes, según pretensiones que ahora fueron nuevamente desestimadas.

El vaso colmado.
El mecánico, que quedó parapléjico después de un accidente nocturno, cuando con su moto se topó con un pozo que no estaba señalizado -van a hacer 8 años de aquello-, inició en su momento un largo periplo judicial que parecía dilucidado en estos días, pero Ilka -y sus abogados- han hecho todo lo posible por demorar el pago a García.
La increíble proposición de que el ganador del juicio afrontara las costas de la empresa perdidosa -pagándole a López Lavoine y Mandrini- colmó el vaso: “Es una hijaputez…”, resumió Sergio García sobre aquella pretensión, y la consecuente demora que lo pone más lejos de la posibilidad de comenzar en Cuba un tratamiento que mejore su condición física.