La Justicia le dio la razón a Corpico por las facturas

CONSUMO ELECTRICO

(General Pico) – La Justicia piquense falló a favor de la Corpico en el reclamo que inició a principios de año un grupo de vecinos, fogoneado por el dirigente del GEN Juan Carlos Passo, que cuestionó los sistemas de medición y obligó a la suspensión del cobro de la factura del último período de 2017. Esto proceder del grupo que encabezó el ex legislador nacional, en su momento fue considerado por las autoridades cooperativistas, como un acto irresponsable, debido a los inconvenientes que podía ocasionar a las finanzas de la entidad.
Si bien la sentencia del juez Gustavo Ariznabarreta data del 23 de agosto pasado, la decisión quedó firme esta semana, luego que la parte que presentará un recurso de amparo en contra de la entidad solidaria, no impugnara ni objetara los resultaos de la auditoría realizada por profesionales del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) sobre los sistemas de medición del consumo de agua y de energía eléctrica, llevados adelante por la Cooperativa local.
Los vecinos Marcelo Capellino y Rubén Cuenca, a principios de año se transformaron en los voceros de un grupo de vecinos que reclamaba a la Corpico el alto incremento que se había reflejado en la factura del período 12 de 2017. Luego a estos reclamos se acoplaron el ex legislador Juan Carlos Passo y el abogado Marcelo Piazza, quienes impulsaron un recurso de amparo en contra la Cooperativa.
Más tarde, en una audiencia de conciliación se dispuso que la Corpico auditara sus métodos de medición a través del INTI; que no se contabilizara el período 12 a los efectos del corte del servicio; que se prorrogara el vencimiento de esa factura; y que en caso que el monto facturado fuera el correcto, el mismo se cobrara con intereses.
En el fallo el magistrado señaló que del informe del INTI se desprende que en los sistemas de medición de la Corpico no se hallaron “No conformidades críticas”.
Por ello, “atento a la contundencia técnica y científica del informe del INTI y la ausencia de objeciones e impugnaciones” de dicho dictamen, autorizó proceder al cobro del período en conflicto.

Auditoría y estimación.
Ayer a la mañana, el titular de Consejo de Administración, Pablo Zampieri, junto a los concejeros Silvia Antonieta y Horacio Arrizabalaga, el síndico Miguel Prieto y el representante legal Javier Ramírez, informó que el fallo que favoreció a la Corpico, había quedado firme.
Arrizabalaga consideró que la auditoría fue un “insumo de gran valor para constatar la robustez de nuestro procedimiento y de todo el trabajo que lleva adelante nuestro personal día a día con las mejores herramientas disponibles”. También destacó que del informe surge que “no tenemos conformidades críticas, lo cual constata que los procedimientos llevados adelante por la Corpico, son correctos”. En este sentido dijo que el sistema es “perfectible” y que para ello “se avanzará en una norma de acreditación con el fin de despejar dudas y de generar más confianza en el asociado y en nuestro sistema”.
El dirigente cooperativista explicó que a partir de ahora la factura objetada “comienza a estar vencida y a conformar una factura más para evaluar como corte”. El pago de ese período deberá hacerse con los intereses correspondientes, aunque “puede pagarse en tres cuotas”.
Por su parte, Ramírez explicó que el fallo quedó firme al no haber objeciones de la otra parte a la auditoría del INTI, la cual además reconoció la validez legal de la estimación de los consumos.
“Teníamos que presentar la auditoría en el expediente, la presentamos, le corrimos traslado con copia y no hubo observaciones ni impugnaciones, por eso la sentencia ya está firme. La sentencia salió el 23 de agosto, pero ya esta firma y no hay otra instancia para discutir. La auditoría ha reconocido la validez legal que tiene la estimación de los consumos. Ese fue uno de los temas de discusión desde que comenzó todo esto, pero la auditoría dejó claro que es un método legal para calcular el consumo”, remarcó.

Tarifa de la energía.
Por último, Prieto remarcó que en esto no se generó ningún perjuicio para los asociados y que se debió a un fuerte incremento tarifario dispuesto por el Estado Nacional, que fue coincidente con una época de mayor consumo.
“No hubo ningún perjuicio para ninguno de los asociados, de hecho la auditoría dice que nuestros procesos de medición son continuos, es decir que se realizan mes a mes y eso implica una autocorrección. Quedó en claro que lo que existió en este tipo de reclamos, fue producto de un aumento tarifario. La Cooperativa es el último eslabón de la cadena, no fija la tarifa, pero nos toca ser la cara visible de las tarifas altas porque el costo lo fija el Estado Nacional y eso se traslada y después llega al asociado. Es una problemática que nos preocupa y sabemos lo que implica que no puedan afrontar a fin de mes la factura de electricidad. Nosotros siempre hicimos hincapié en que había un aumento de tarifas y que esa era la causa de que la gente no lo pudiera pagar, eso sumado al incremento del uso de la energía en el verano y la gente lo primero que hizo, fue quejarse en la Cooperativa. También hacemos hincapié en lo que se viene, porque desde que surgió este problema y hasta la factura que va a llegar en los primeros días de octubre, la energía tuvo un aumento del 55 por ciento y se habla que en noviembre habría otro aumento, con lo cual ingresar en el verano con un aumento de este nivel, los vecinos tienen que ser cuidadosos con el consumo”, sostuvo.