La Justicia local dictó 1.515 sentencias en el año pasado

HUBO UN PROMEDIO DE SIETE FALLOS POR DIA

El año pasado la justicia penal pampeana dictó 1.515 sentencias, de acuerdo a datos oficiales del Poder Judicial proporcionadas por Oficinas Judiciales y propios organismos. El relevamiento incluyó a los tribunales de control y de audiencia, al Tribunal de Impugnación Penal y a la Sala B del Superior Tribunal de Justicia, y a las cuatro circunscripciones judiciales en que está dividida la provincia.
Así, en 2017 los jueces firmaron ese total de sentencias o resoluciones similares, lo que dio un coeficiente de siete fallos por día hábil. De esa cantidad, 493 fueron emitidos por jueces de control, 556 por jueces de audiencia, 323 por jueces del TIP y los 143 restantes por jueces del STJ, específicamente por la Sala Penal, que está conformada por Fabricio Luis Losi y Elena Victoria Fresco.
Esa composición sufrirá un cambio, a partir del 1 de febrero, porque Fresco asumirá como presidenta del Superior Tribunal y su actual titular, Hugo Oscar Díaz, pasará a reemplazarla en esa vocalía, según un informe del STJ.
En La Pampa hay cinco jueces de control en la Primera Circunscripción Judicial, Santa Rosa (María Florencia Maza, Néstor Daniel Ralli, Gabriel Lauce Tedín, Nicolás Casagrande Lorences y Carlos Matías Chapalcaz, éstos dos últimos sustitutos), cuatro en la Segunda Circunscripción Judicial, General Pico (Heber Pregno, Alejandro Enrique Gilardenghi, Diego Ambrogetti y María Jimena Cardoso), dos en la Tercera Circunscripción Judicial, General Acha (Héctor Alberto Freigedo y Diego Asin, sustituto) y una en la Cuarta Circunscripción Judicial, Victorica (María Liz Figueroa Echeveste, sustituta).
Esta última, en el marco de la política institucional del STJ de acercarse a la comunidad y resolver los conflictos en ámbitos físicos más cercanos adónde ocurren los hechos, se creó asumió en abril del año pasado. Ya puesto el juzgado en funcionamiento, Figueroa Echeveste dictó 25 sentencias, lo que significó claramente una mayor economía procesal, y un ahorro -de tiempo y económico-, para las personas involucradas directa e indirectamente en cada uno de los expedientes.

Juzgados de control.
En el escalón más bajo de la pirámide penal, los jueces de control de Santa Rosa dictaron 299 sentencias en el marco de juicios abreviados, con una sola absolución; los de General Pico 126; los de General Acha 43 y, como quedó dicho, la jueza de Victorica 25.
Una aclaración: ellos, con respecto a la emisión de sentencias, solamente pueden intervenir en juicios abreviados -son los que la fiscalía, la defensa y los imputados se ponen de acuerdo sobre los hechos y las penas-, ya que los juicios orales están a cargo de los tribunales de audiencia o Audiencias de Juicio. Por lo tanto, todos sus fallos son en juicios abreviados.

Audiencias de Juicio.
Los tribunales de juicio o Audiencias de Juicio, en cambio, intervienen en ambos procesos. Lo hacen obligatoriamente en los juicios orales y, eventualmente, en los abreviados. Funcionan solamente en la Primera y la Segunda Circunscripción Judicial. En Santa Rosa hay cinco jueces de audiencia (Andrés Aníbal Olié, Carlos Alberto Besi, Daniel Alfredo Sáez Zamora, Alejandra Flavia Ongaro y Gastón Boulenaz; durante el año pasado se retiraron de la actividad judicial Miguel Angel Gavazza y Elvira Rossetti, que eran sustitutos) y en General Pico, cuatro (Florentino Rubio, Marcelo Luis Pagano, Carlos Federico Pellegrino y Alicia Paola Loscertales, sustituta).
El año pasado, la Audiencia de Juicio santarroseña dictó 367 sentencias, de las cuales 327 fueron condenatorias y 40 absolutorias; mientras que el tribunal piquense falló 189 veces, con 183 condenas y seis absoluciones. En algunos legajos las sentencias son unipersonales y, en casos más complejos, el tribunal está integrado por tres magistrados.

Tribunal de Impugnación.
Con respecto al Tribunal de Impugnación Penal, que está conformado por los jueces Filinto Benigno Rebechi, Carlos Antonio Flores, Pablo Tomás Balaguer, Fernando Gabriel Rivarola y Mauricio Federico Piombi, dictó 323 sentencias, incluyendo bajo ese concepto fallos propiamente dichos, resoluciones equiparables y denegatorias in límine.
La competencia del TIP lo obliga a intervenir en la sustanciación y resolución de las impugnaciones contra sentencias definitivas y resoluciones equiparables a ellas, de acuerdo con lo previsto en el artículo 400 y siguientes del Código Procesal Penal; en los recursos contra las resoluciones de los jueces de control; en las cuestiones de competencia entre tribunales de juicio; y en las quejas por retardo de justicia de los tribunales de juicio.
En 2017, este tribunal dictó 208 sentencias definitivas en el marco del proceso acusatorio, que es el que rige desde 2011, y 28 en el proceso residual. Otras 46 de ejecución, 17 plenarias (no son dictadas por salas, sino por todos los jueces del TIP) y 24 rechazos in límine.

Sala Penal del STJ.
Finalmente, con relación a la Sala Penal del STJ, Losi y Fresco dictaron 143 sentencias sobre 149 causas ingresadas. Fueron 18 sentencias propiamente dichas, 103 resoluciones interlocutorias, 20 rechazos por decreto (artículo 420 y otros) y dos resoluciones más referidas a la ley 727. A su vez concedieron uno solo de los 34 recursos extraordinarios que llegaron durante el año.
Sobre las causas ingresadas, 124 correspondieron a la ley 2287 (que rige el procedimiento penal vigente) y 13 a la ley 332 (proceso anterior). En el primer caso, 15 fueron declaradas admisibles y 93 inadmisibles; y en el segundo, una fuera declarada admisible y diez inadmisibles (las dos restantes fueron reenviadas al TIP). Además la Sala B resolvió 12 incidentes.