Inicio La Justicia puso a Stornelli a un paso del juicio
Array

La Justicia puso a Stornelli a un paso del juicio

ESPIONAJE JUDICIAL

La Cámara Federal de Mar del Plata ratificó que el fiscal Carlos Stornelli está «en rebeldía» por haberse negado a declarar todas las veces que fue citado por el juez Alejo Ramos Padilla. El fiscal de Comodoro Py, imputado por integrar una asociación ilícita dedicada al espionaje ilegal, había apelado ante la Cámara la resolución en la que Ramos Padilla lo declaró en rebeldía, tras los sucesivos faltazos a los llamados a indagatoria. Pero la Cámara derrumbó la defensa del fiscal e incluso le ordenó al juez de Dolores que ponga en marcha su desafuero y destitución.
En un fallo conocido ayer, los magistrados dicen que la resolución de Ramos Padilla en la que decreta la rebeldía de Stornelli es fundada. Afirman que la actitud del fiscal es insostenible y que la ley es muy clara: si el funcionario no comparece alegando sus fueros hay que pedirle el juicio político para sacarle esas inmunidades y que se ajuste a derecho.

Pedido.
Los jueces Bernardo Bibel y Eduardo Giménez no hicieron lugar al pedido del abogado de Stornelli, Roberto Ribas, para que se revoque la rebeldía al afirmar que «no deben admitirse privilegios personales que permitan al beneficiario de una inmunidad de arresto abstraerse del cumplimiento de determinadas cargas procesales, como la de comparecer ante la Justicia».
Los camaristas agregaron que la actitud de Stornelli es inadmisible: «Creemos sinceramente que no es posible admitir que, invocando su condición de funcionario público, un ciudadano exija o espere un trato preferencial en ese sentido. No puede admitirse que el imperium del Poder Judicial se haga efectivo ante el ciudadano común contumaz a cumplir con una orden judicial y, por el contrario, se disuelva ante un funcionario público por su sola condición de tal».
Al mismo tiempo, la Cámara revocó la decisión del juez de Dolores de cortar el diálogo procesal con Stornelli, por entender que la rebeldía aún no está firme. A partir de ahora el abogado del fiscal de las fotocopias podrá volver a presentar planteos en el juzgado de Dolores y acceder al expediente.

Ramos Padilla.
En otro orden, la Cámara le indicó a Ramos Padilla que, tras la declaración de rebeldía, el camino correcto según la normativa vigente no era pedirle a la Procuración que arbitre los medios para que Stornelli se ajuste a derecho, sino que él tiene la potestad de solicitar el desafuero, la remoción o el juicio político. En la resolución en la que lo declaró «en rebeldía», Ramos Padilla dejaba la definición de qué medidas tomar en manos del procurador Casal. Esto es lo que la Cámara considera que no es correcto. Ahora Ramos Padilla tiene la pelota en su cancha y la indicación de sus superiores para pedir concretamente el desafuero o juicio político de Stornelli.
Los jueces marplatenses dedican un párrafo a criticar en duros términos la actitud del fiscal rebelde que, con la excusa de su inmunidad, decidió no ajustarse a derecho, con el agravante de tratarse de un integrante del Poder Judicial: «Nos permitimos reflexionar que los funcionarios públicos alcanzados por esa prerrogativa no debieran abusar de la misma, para intentar eludir su obligación de cumplir con una manda judicial, máxime cuando en este caso, el convocado se trata de alguien que fue designado justamente para promover la actuación de la Justicia, en defensa de la legalidad y de los intereses generales de la sociedad».

¿Qué puede pasar?
Algunas versiones surgidas en los tribunales de Retiro indican que el fiscal Stornelli no apelará el fallo. Si es así, para que cese su estado de rebeldía debería presentarse en Dolores. Sin embargo, con el horizonte de un procesamiento seguro, el fiscal no elegiría ese camino. Esto empujaría a Ramos Padilla a pedir el desafuero y juicio político. Pero la Ley del Ministerio Público establece que un proceso de esa naturaleza debe ser llevado a cabo por un jury bajo el paraguas de la Procuración y ese organismo está hoy a cargo de Eduardo Casal, designado de manera interina por Mauricio Macri.
Casal hasta el momento protegió a Stornelli. Sólo abrió un sumario administrativo a regañadientes y nunca intimó al fiscal para que se ajuste a derecho. Todo indica que la apuesta de Stornelli es mantener todo como hasta ahora, amparado en la protección de su jefe Casal.
(Pagina12.com)