La lluvia acumula 65,8 milímetros

SANTA ROSA CON CALLES CORTADAS Y CAMBIOS EN LAS LINEAS DE MICROS

La Municipalidad de Santa Rosa informó ayer que, a pesar de las precipitaciones del fin de semana, tanto los cuencos hídricos aliviadores de los barrios Villa Germinal, Malvinas Argentinas, Villa Martita, Procrear y Escondido, como el sistema de cuencos interconectados de la Laguna Don Tomás respondieron en forma adecuada, sin registrarse inconvenientes graves de anegamiento en ninguno de los sectores que el año pasado se vieron afectados.
De acuerdo a datos del Servicio Meteorológico Nacional, con sede en el Aeropuerto de Santa Rosa, la lluvia acumulada desde el viernes en la ciudad sumó 65,8 milímetros. Ayer, entre las 9 de la mañana y las 21 cayeron 16,6 milímetros. Anoche, el pronóstico del SMN indicaba que hoy continuarían las probabilidades de lluvias y tormentas, algunas fuertes, tanto por la mañana como por la tarde. Para el miércoles se preveía un descenso de la nubosidad y el ascenso de la temperatura, que llegaría a los 28 grados.

Obras de mitigación.
La comuna destacó que en los últimos meses, se efectuaron obras de mantenimiento y limpieza de canales de desagüe, profundización de cuencos, y manejo controlado de los niveles de los cuencos del Parque Don Tomás, con el objetivo de tener capacidad de reserva en caso de abundantes lluvias.
A través de un parte de prensa, la comuna informó que el nuevo canal pluvial de la calle Unanue y Avenida Perón funcionó con buen resultado, razón por la cual se evitó el anegamiento que durante mucho tiempo se producía en Unanue y Colectora, los cuales tornaban intransitable esa zona.
Fernando Pina, secretario de Gobierno y Seguridad de la ciudad, aseguró que, hasta entrada la tarde de la víspera, solo habían recibido un pedido de auxilio en una vivienda de la calle Antártida Argentina, entre Esmeralda y Errecalde, dado que allí se produjo el derrumbe parcial en el techo. El funcionario explicó que el inmueble era precario y la lluvia terminó por desencadenar el problema. “Se intervino a través de la Secretaría de Desarrollo Social y también con la presencia de Bomberos y Defensa Civil de la provincia”, explicó.

Calles cortadas.
El pésimo estado de las calles fue, una vez más, una de las razones que motivaron más quejas de los vecinos y las vecinas de la ciudad. En la calle Corona Martínez, entre Allan Kardec y Schmidt, sector donde el pavimento se hundió y provocó un cráter, las autoridades decidieron cerrar el paso del tránsito para impedir siniestros viales. El lugar, en el barrio Río Atuel, quedó vallado y fajado.
La comuna informó que también se registró un corte de calle por hundimiento y desmoronamiento -y para evitar que se siga agrandando el pozo por el socavamiento del agua- en Ferrando, entre México y Mariano Pascual. Por otro lado, en la Avenida Perón, esquina Utracán, en el carril central (mano Toay/Santa Rosa) se solicitó a los automovilistas que circulen con precaución debido a un hundimiento en la cinta asfáltica. “El sector está señalizado pero debido a la baja visibilidad puede resultar peligroso”, se explicó.

Micros urbanos.
Las lluvias provocaron también la modificación del recorrido de algunas de las líneas del servicio urbano de transporte de pasajeros. En la línea 1, desde ayer los micros cambian su ruta en la zona del barrio Río Atuel por el pozo Corona Martínez. Desvía en Garay Vivas, por ésta hasta Sergio López, donde retoman el recorrido habitual.
La línea 2, en el barrio Obreros de la Construcción, circula por Ignacio García, Maestros Puntanos, Farinatti, Antártida Argentina, Errecalde y Raúl B. Díaz. La línea 4, en el barrio Los Hornos, ingresa solamente en horario escolar. La línea 6 no ingresa al barrio Gobernador Ananía. Y la línea 7 finaliza su recorrido en calle Gaich y Circunvalación, puesto que la calle Virgen de Fátima, al menos durante la víspera, se encontraba intransitable.
Las líneas 3, 5 y 8 no sufrieron alteraciones en sus recorridos.