La oposición logró quitarle un lugar clave a Cambiemos

MAGISTRATURA

El papel del diputado Sergio Ziliotto resultó fundamental para que la oposición logre quitarle a Cambiemos el control del Consejo de la Magistratura. El pampeano, que ofició como representante del bloque Justicialista, llegó a un acuerdo con los demás sectores del peronismo -kirchnerismo y massismo- para postular a Eduardo “Wado” De Pedro (FpV) y a Graciela Camaño (FR) como nuevos integrantes del organismo judicial y romper con la mayoría automática que tenía el oficialismo.
El acuerdo opositor, que semanas atrás parecía lejano, comenzó a tomar forma este lunes y finalmente ayer llegó a buen puerto. Tal como adelantó LA ARENA en su edición del jueves, Ziliotto ofició como vocero del bloque Justicialista en las negociaciones y junto a sectores del kirchnerismo y del massismo, junto a otros espacios de la oposición, reunieron ayer las firmas necesarias para arrebatar el control del Consejo de la Magistratura a Cambiemos.
Ayer, en diálogo con Radio Noticias, el diputado aseguró que este acuerdo “era necesario para poner un poco más de equilibrio” en el Consejo, cuerpo encargado no sólo de designar a los jueces sino también de removerlos.
“Ultimamente hay una gran sospecha de un sentido de dependencia de la Justicia con relación al Gobierno Nacional, por eso queríamos que exista una mayor equidistancia y que se tomen las decisiones que corresponden”, expresó Ziliotto.
“No porque un juez pone incómodo con una decisión a un Gobierno de turno automáticamente se le pide el juicio político y el Consejo de la Magistratura, cuando la mayoría es automática, actúa en consecuencia y lo remueve”, acusó.

Firmas.
Antes de confirmarse la noticia del acuerdo, el legislador pampeano había adelantado que de llegar a las 130 firmas, este permitiría arrebatar la mayoría que tenía Cambiemos en el cuerpo. “El oficialismo tendría dos (consejeros en la Magistratura), un senador y un diputado más el representante del Poder Ejecutivo, y la oposición tendría cuatro”, especificó. “Sería un equilibro de fuerzas muy importante”, agregó.
Consultado sobre por qué ofició como presidente del bloque Justicialista en este acuerdo, el diputado explicó que “el presidente del bloque, Pablo Kosiner, por una cuestión de posición del gobernador salteño (Juan Manuel) Urtubey, tomó la decisión de dar un paso al costado y darme a mí la presidencia, en carácter de vicepresidente a cargo, para que lleve adelante las negociaciones”.
“Anoche cerramos 126 firmas y seguramente hoy (por ayer) estaremos presentando toda la documentación que corresponda”, expresó.
Horas más tarde, se confirmó que el peronismo había conseguido 131 firmas y ya había entregado el documento al presidente de la Cámara, Emilio Monzó, para que eleve el mismo al Consejo con la lista de los nuevos integrantes, ya que el lunes próximo vencen los mandatos.

De cara al 2019.
La unión del peronismo, en sus diversas expresiones, en temáticas centrales dentro de labor parlamentaria, ha logrado construir un primer andamiaje para un futuro frente electoral que dé batalla al oficialismo en las próximas elecciones presidenciales del año que viene. “Nos dimos cuenta que el PJ debe estar unido porque el país lo necesita, y hoy los argentinos no quiere un Gobierno de Macri”, precisó Ziliotto.
En ese sentido, deslizó que, dentro de la Cámara de Diputados, “se viene dialogando desde hace mucho tiempo (la unión de los diferentes sectores del peronismo en un mismo espacio electoral)”, ya que “no es la primera vez que tomamos una decisión en conjunto en temas importante”.
Si bien, el legislador pampeano fue cauto sobre la posibilidad de un gran frente peronista, admitió que es factible: “Decisiones como éstas (las firmas para el Consejo de la Magistratura) son buenos pasos porque marcan que en los temas importantes estamos todos juntos”. “Esta experiencia tiene mucho que ver con la unión del justicialismo de cara al 2019”, remarcó.