¿Cómo está La Pampa en la tabla de salarios?

EL PROMEDIO ES DE $ 24.407 MENSUALES Y SANTA CRUZ LIDERA CON CASI $ 50 MIL

La provincia de La Pampa es la duodécima (12) en la tabla de salarios por distrito del país ya que cada trabajador percibe un promedio de 24.407 pesos por mes, la mitad de lo que gana un santacruceño, que llega a 49.800 pesos y son los mejores pagos, de acuerdo con un relevamiento realizado a nivel nacional.
El informe que elaboró la consultora Robinson reveló que cuatro provincias patagónicas tienen los salarios más altos: Santa Cruz, Tierra del Fuego, Neuquén y Chubut son los lugares donde se gana más dinero que en el resto del país. Los trabajos de minería y energéticos son los mejor remunerados y por eso esos distritos petroleros ofrecen los mejores sueldos.
Como contrapartida, los misioneros, riojanos y santiagueños son los que menos cobran. Los santacruceños están en lo más alto de la escala salarial, con una remuneración de $ 49.800 por mes. Le siguen los fueguinos ($ 44.051); los neuquinos ($ 42.908) y los chubutenses, con $ 42.231. En esas cuatro provincias los trabajadores reciben elevados plus salariales por ‘zona desfavorable’ y lejanía a los grandes centros urbanos.
En tanto, los trabajadores de Capital Federal percibieron en promedio en marzo unos $ 33.918 mensuales, apenas por arriba del nivel nacional, que se ubicó en el sexto lugar con $ 29.555.
En séptimo lugar figura Gran Buenos Aires ($ 28.100), luego provincia de Buenos Aires ($ 27.981), Río Negro ($ 26.748), Santa Fe ($ 25.991), San Luis ($ 25.274), Córdoba ($ 24.606) y luego La Pampa con los 24.407 pesos mencionados.
Las últimas cinco posiciones son para Tucumán ($ 20.586), Corrientes ($ 18.934), Misiones ($ 18.975), La Rioja ($ 19.438) y Santiago del Estero ($ 20.139).
Los trabajadores mineros ganan unos $ 90.027 mensuales. Los tres rubros que menos dinero cobran son Enseñanza $ 16.535; Agricultura, Ganadería, Caza y Silvicultura, con $ 16.136, y las prestaciones en Hoteles y Restaurantes, con $ 15.893.

“Recesión”.
Más allá de la cuestión salarial, los analistas de Robinson advirtieron en el informe de coyuntura que a dos meses de iniciado el programa con el FMI lo objetivos están lejos de cumplirse. “Hasta la fecha, el programa con el FMI no logró frenar la corrida contra el peso, las tasas de interés continúan subiendo y no se logra recuperar credibilidad. La inflación no cede y no está clara la hoja de ruta para mejorar las expectativas”, alertaron.
“El Gobierno y los agentes económicos saben que el problema es cómo reencauzar el desbordado gasto público. Pero, por delante hay un proceso de negociación de carácter político que produce dudas”, agregaron, y explicaron que el sector productivo “experimenta un freno y se asienta la recesión” y consideraron que la obra pública “pierde” dinámica y eso impacta en las actividades conexas.